Con una inversión de US$ 20 millones

Lima, 14 Diciembre 2020, (ANDINA).- La construcción de un edificio residencial de 29 pisos en pleno centro financiero de San Isidro, con una inversión aproximada de 20 millones de dólares, se anunció hoy.

El lanzamiento del proyecto Canaval 185, ubicado en la primera cuadra de la Av. Canaval y Moreyra, esquina con Germán Schreiber, obedece a la necesidad de desarrollar proyectos con un menor impacto negativo en el medio ambiente y, al mismo tiempo, satisfacer la demanda de viviendas para quienes laboran en áreas cercanas al centro financiero de San Isidro, señaló Víctor Acosta, gerente general de Senda Inmobiliaria.

El proyecto tendrá 147 departamentos. Cuenta, además, con áreas comunes, seis sótanos para estacionamientos y depósitos, estacionamiento para bicicletas, estación acelerométrica (de acuerdo a las normas sismorresistentes), azotea verde, centro de acopio de residuos sólidos, sensores para ahorro de energía e iluminación LED en áreas comunes, así como sistema ahorrador de agua en todo el edificio, acotó el ejecutivo.

“Tenemos muchas expectativas con el recibimiento que va a tener el proyecto, la zona donde se desarrolla es muy consolidada, pero es cierto, en los últimos años no ha habido inversiones importantes en los alrededores. Nosotros estamos llevando una propuesta moderna y audaz que se nutre de la relevancia del distrito, pero que también va a contribuir a generar valor, no solamente a los futuros propietarios”, añadió.

Indicó que el proyecto está dirigido a personas con excedentes de capital, que ven la oportunidad de rentabilizar su patrimonio a través de una inversión de bajo riesgo y con una posibilidad de ganancia importante por la plusvalía que generará el proyecto. Además del perfil inversionista, el proyecto también está dirigido a solteros o parejas jóvenes exitosos, de clase media y media alta, que se vienen desarrollando en contacto con un estilo de vida mucho más moderno, que quieren vivir en una ubicación que tenga fácil conexión con el resto de la ciudad y trabajan en el centro financiero.

Y también va dirigido a la nueva generación de millennials quienes están interesados en la verticalización de viviendas y en estar cerca de todo, agregó.

Refirió que el año 2016, la Municipalidad de San Isidro aprobó una norma que permitía la construcción de viviendas de uno y dos dormitorios, justamente para atender una demanda real y generarle vida y movimiento a una zona de la ciudad que prácticamente solo existía en horarios de oficina. Así se estableció la zona ZEN (Zona de Emisiones Neutras), que traslada al promotor inmobiliario pero que, a cambio de ello, le permite hacer viviendas desde 45m2 acorde con la visión de desarrollo urbano sostenible que rige al distrito.

Print Friendly, PDF & Email