Manchester, 26 de Abril 2022, (ANDINA).- El Manchester City tomó ventaja para llegar a la final de la Champions al imponerse 4-3 al Real Madrid, al que mantiene en la pelea un doblete de Karim Benzema, en la ida de semis del torneo continental.

El equipo inglés se adelantó con los goles de Kevin de Bruyne de cabeza (2), Gabriel Jesús (11), Phil Foden (53) y Bernardo Silva (74), pero el doblete de Karim Benzema (11) y el gol de Vinicius (55), permiten al Real Madrid salir vivo de Mánchester.

La conexión franco-brasileña permite mantener la esperanza del Real Madrid, que tardó en entrar en el partido, ahogado por la presión del City.

Los Citizens se adelantaron pronto cuando De Bruyne cabeceó al fondo de la portería blanca un centro de Riyad Mahrez (2).

Muy imprecisos en defensa, los merengues vieron como Gabriel Jesús aumentaba la cuenta local al rematar en boca de gol un balón prácticamente muerto (11).

Imposibilitado para salir jugando, el equipo de Carlo Ancelotti rifaba una y otra vez el balón en pases largos para superar el acoso local.

Los merengues empezaron a llegar algo más cuando entraron algo más en juego Luka Modric y Karim Benzema.

La presión del croata permitió recuperar un balón, que Ferland Mendy puso al área para que Benzema recortar distancias con un tiro ajustado al palo (30).

El equipo merengue se fue animado al descanso, pero nada más volver de la pausa, Riyad Mahrez culminó una cabalgada con un disparo al palo y el rechace lo remató Foden al cuerpo de Carvajal bajo los palos (49).

El atacante inglés se resarció poco después rematando a gol un centro de Fernandinho (53) para poner un 3-1, que apenas duró dos minutos.

Vinicius, muy gris en la primera parte, se recorrió todo el campo contrario para plantarse en el área y marcar poner el 3-2 (55) inaugurando los mejores momentos del Real Madrid.

Bernardo Silva aprovechó que todos se quedaron parados creyendo que el árbitro iba a pitar una falta previa para soltar un disparo que se coló por la escuadra de Courtois (74).

El Real Madrid volvía a sufrir, pero cuando parecía que el City tenía controlado el partido, una mano de Aymeric Laporte fue sancionada con un penal que transformó Benzema (82) para poner el 4-3 definitivo.

Print Friendly, PDF & Email