Lima, 11 de Abril, (ANDINA).- En medio de una exhortación generalizada de las autoridades electorales a la población, especialmente a los jóvenes, para ejercer como miembros de mesa voluntarios debido al retraso en la instalación de algunas sedes de votación, un padre y un hijo aceptaron serlo al mismo tiempo y dieron un importante ejemplo de civismo, en este día tan importante para el país.

Don Percy Dublio, adulto mayor y quien ya no tenía obligación de acudir a sufragar, no lo pensó dos veces y asumió la responsabilidad de liderar la mesa en la que le tocaba votar ante la ausencia de sus representantes oficiales.

Desde muy temprano acudió a la sede del colegio Champagnat, en Surco, en compañía de su hijo, quien le tocaba sufragar recién por la tarde.

“Hoy día me tocaba votar, contando por mi número de DNI, a las 6 de la tarde, pero decidí acompañar a mi papá en la mañana para que pueda votar. Ahí nos dimos con la sorpresa de que no había gente en la mesa para que puedan votar”, comentó Pablo Dublio a la agencia Andina.

Recordó que la representante de la ONPE le preguntó si podía ser voluntario y apoyar con el proceso electoral y sin dudarlo dijo que sí. Le consultó a su papá y él también aceptó.

“Hoy día vinimos temprano a votar y no habían llegado los miembros de mesa. Le dijeron a mi hijo para que se pueda quedar y aceptó. Y bueno yo también me quedé para acompañarlo”, relató don Percy Dublio, muy satisfecho por el deber cumplido.
Así, junto al tercer miembro suplente, padre e hijo abrieron la mesa de sufragio número 103, dando un ejemplo de civismo digno de destacar en un proceso electoral realizado en condiciones excepcionales debido a la pandemia por el nuevo coronavirus.

Print Friendly, PDF & Email