Intervención quirúrgica estuvo a cargo de neurocirujanos pediatras del hospital Edgardo Rebagliati

Lima, 28 de Marzo 2021, (ANDINA).- Feliz y sonriente regresó a su casa el pequeño paciente de iniciales J. A. P., después de ser sometido a una compleja cirugía que corrigió la deformación de su columna, la cual hizo posible que ahora el menor pueda movilizar sus miembros inferiores y retomar sus actividades cotidianas, informó John Aroquipa Velásquez, neurocirujano pediatra del hospital Rebagliati.

“El menor fue diagnosticado de una cifosis dorsal, una malformación que progresivamente causó que el eje antero posterior de la columna se vaya deformando, generando una presión en la médula espinal con déficit neurológico que provocaba debilidad en los miembros inferiores y hasta le pudo haber causado una paraplejia”, señaló.

Explicó que se colocaron tornillos en la parte posterior y lateral de las vértebras conectando una barra de metal a cada lado de la columna vertebral del niño con tornillos que fueron adheridos a los cuerpos vertebrales para reducir la deformidad.

“(Los tornillos) permitieron asegurar que la columna permanezca recta mientras se produce la fusión espinal, la cual se consiguió con el injerto de hueso del propio paciente que crece entre las vértebras y las mantiene juntas y rectas”, agregó el especialista.

Mencionó que antes el menor tenía debilidad en los miembros inferiores que le impedía caminar, dificultad para reincorporarse cuando estaba de cuclillas y un mayor déficit motor que le causaba dolor a nivel dorsal y lumbar.

“Su recuperación será progresiva, teniendo los cuidados a nivel de la columna y el uso de un corcel para su movilización, pero posterior a ello podrá reincorporarse a su vida cotidiana”, anotó.

Aroquipa resaltó que gracias a la alta especialidad y equipamiento con que cuenta el hospital Rebagliati se logró realizar esta intervención de alta especialización que corrige la deformación en la columna.

En tanto, la madre del menor, Tomasa Rosa Pinto Jara, se mostró entusiasmada por la hazaña médica que ahora permite que su hijo pueda movilizarse adecuadamente y continuar con su tratamiento de terapia física para su recuperación completa.

“Antes sólo podía caminar dos cuadras y sentía adormecimiento en sus miembros inferiores”, relató.

EsSalud resalta que la Unidad de Neurocirugía Pediátrica del Hospital Rebagliati ha realizado más de 300 cirugías de cerebro y columna desde que empezó la pandemia.

Print Friendly, PDF & Email