Transportistas señalan que ruta alterna, tras cierre de la vía, ha incrementado costos de operaciones

Lima, 28 de Marzo 2021, (ANDINA).- El precio de los pasajes para viajar en los buses interprovinciales hacia la ciudad de Huancayo (Junín) se incrementó en más de 100% a causa del cierre de la Carretera Central por la explosión de seis camiones cisternas ocurrida en la víspera, denunciaron usuarios de este servicio de trasporte.

Desde el terminal terrestre de Yerbateros, en el distrito de San Luis, las personas expresaron su malestar porque las empresas de transporte interprovincial han incrementado los pasajes de 50 soles, que es el precio antes del accidente, hasta 100 soles para viajar hacia Huancayo.

Por tal motivo, se observa a esta hora de la mañana a un gran número de personas varadas en el terminal de Yerbateros a la espera de que bajen los precios, o que devuelvan el dinero a aquellos pasajeros de los buses que tuvieron que retornar a su base en Lima por el cierre de la Carretera Central.

Por su parte, los transportistas explicaron que se han visto obligados a reajustar la tarifa del pasaje debido al incremento del costo de operaciones que significa el uso de la ruta alterna que implica viajar hasta Huancavelica para luego bajar hacia Huancayo.

Indicaron que el viaje de Lima a Huancayo por la Carretera Central tiene una duración de 8 horas, mientras que la ruta alterna, vía Huancavelica, represente un viaje de 15 horas.

El Ministerio de Transportes y Comunicaciones (MTC) ha dispuesto como única ruta habilitada para el tránsito de buses interprovinciales que se dirigen al centro del país, la vía Pisco-Huancavelica-Huancayo.

La ruta alterna Pisco-Huancavelica-Huancayo, que representan más de 446 kilómetros, es para vehículos que utilicen la carretera San Clemente-Huancavelica-Huancayo, precisó el MTC.

Los vehículos permitidos para circular por esa ruta son camiones de hasta 2 ejes; buses de hasta 2 ejes (excepto buses de 2 pisos), para todo tipo de vehículos, semitrailer y trailer con una capacidad máxima de 8 toneladas.

Desde ayer, sábado 27 de marzo, la Carretera Central está cerrada a la altura del km 85, al producirse la explosión de seis camiones cisternas cargados de combustible (5 gasolina y 1 petróleo).

Las unidades pertenecerían a la empresa Corporación Transporte Terrestre SAC. Las causas del accidente se encuentran en investigación a cargo de la Comisaría de San Mateo.

Ante ello, la Concesionaria Deviandes informó que la Policía Nacional de Carreteras de Cocachacra dispuso el cierre de la vía desde el Km 48 (Corcona) hasta el Km 173 (La Oroya).

Print Friendly, PDF & Email