A ello se suman otras 2,500 toneladas, gracias a un convenio firmado entre el Gobierno y la minera Southern

Lima, 24 de Febrero 2021, (ANDINA).- Desde el lunes 1 de marzo comenzarán a llegar al país has importaciones de oxígeno medicinal que permitirán reducir la presión sobre el sistema hospitalario y cerrar la brecha entre la demanda y la oferta de este insumo, aseguró el ministro de Salud, Oscar Ugarte.

En este rubro se incluyen las 40 toneladas semanales que importará el Perú desde Antofagasta, Chile, hasta completar las 960 toneladas, y una donación de 1,000 toneladas gestionadas por la Sociedad Nacional de Minería, Petróleo y Energía, también desde Chile.

Además, a todo ello se sumarán las 2,500 toneladas de oxígeno medicinal como parte del convenio entre el Gobierno y la minera Southern Perú.

Déficit de oxígeno

Ugarte se refirió también al del déficit de oxígeno medicinal en el país, que ascendería a 110 toneladas diarias, de acuerdo con la información que difundió semanas atrás la exministra de Salud Pilar Mazzetti.

“La brecha depende de dos factores”, mencionó el titular del Ministerio de Salud (Minsa): primero, de cuánto crece la demanda, de acuerdo con el número de enfermos; y, segundo, del volumen de la oferta. “Estamos trabajando en los dos niveles”, aseguró.

Todas las medidas de contención que adopta el Gobierno frente a la segunda ola de la pandemia y esta tendencia a la reducción de contagios y defunciones tienen un efecto concreto en la demanda, que no es la de hace 15 días. “Tenemos que seguir incrementando la oferta hasta que la brecha desaparezca”, manifestó Ugarte.

Tres estrategias

Al respecto, informó que el Ejecutivo trabaja con tres estrategias para ampliar la oferta de oxígeno medicinal. La primera es la compra de plantas generadoras y para ello se coordina con la Universidad Nacional de Ingeniería (UNI) y la Pontificia Universidad Católica del Perú (PUCP) para tener el máximo de plantas posibles.

La segunda estrategia contempla las donaciones de organizaciones como Respira Perú y otras iniciativas privadas, muy activas y solidarias frente a las necesidades de los pacientes y sus familias.

Y la tercera considera la habilitación de plantas que entraron en operación con motivo de la primera ola de la pandemia y que demandan mantenimiento. “Queremos que haya una capacidad operativa lo más amplia posible”, agregó.

Primer nivel de atención

Vamos no solo a reforzar el primer nivel de atención, sino que también tendremos oxígeno para reducir la presión (sobre el sistema hospitalario) y cerrar la brecha de este insumo, manifestó el ministro.

El fortalecimiento del primer nivel de atención en salud es una de las demandas de los gremios de profesionales médicos y permitió, durante el 2020, lidiar contra la primera ola de la pandemia.

Con el refuerzo de este nivel de salud se logrará detectar a tiempo los nuevos casos de covid-19, aislar a las personas positivas para que no contagien a su entorno, dar tratamiento a los cuadros sintomáticos y evitar que muchos pacientes lleguen a los hospitales y a las unidades de cuidados intensivos, detalló el ministro.

Print Friendly, PDF & Email