Una alternativa para remplazar el almuerzo tradicional de fin de año es la cena virtual

Lima, 12 Diciembre 2020, (ANDINA).- Si bien en el Perú se viene implementado la cuarta fase de reactivación económica, no podemos olvidar que el covid-19 no ha finalizado. Por ello, es importante que las empresas tomen las medidas necesarias para mantener el espíritu navideño, aún de forma virtual y sin perder la tradición de la celebración con los empleados.

La cultura de integración y la motivación son elementos que no debemos descuidar en una compañía, es por ello que la celebración de fin de año debe pensarse detalladamente, desde el mensaje que dará el directivo, hasta las actividades minuto a minuto a fin de lograr la participación de todos, comentó el gerente de Gestión y Desarrollo Humano del Grupo Crosland, Giancarlo Ameghino.

Cenas virtuales. Una alternativa para remplazar el almuerzo tradicional de fin de año es la cena virtual. La empresa puede encargarse se enviar un delicioso menú para la cena, a casa de cada trabajador, para ello se debe acordar el día y hora en la que todos se conectarán para el compartir virtual.

Un punto importante es considerar a las familias, porque en esta época todos en casa.

Concurso navideño. Una manera de buscar la interacción, es crear concursos alusivos a la Navidad. Por ejemplo, un concurso de la mejor decoración de Navidad; previamente se deberá comunicar las bases del concurso y se puede solicitar que los que desea participar envíen fotos de su decoración o el mismo día de la celebración virtual, los participantes podrían mostrar la decoración de su hogar.

Show en vivo. Una alternativa para alegrar la noche es contratar un show. Por la experiencia de años anteriores, los organizadores ya conocen las preferencias de su equipo y sobre ello deberán decidir si se contrata un músico, un clown, etc.

Es importante revisar los tiempos, conexión y elegir el mejor momento para el show.

Canasta Navideña. En caso este año la empresa ha decidido no realizar ninguna actividad como almuerzo o cenas, es recomendable emplear el dinero en una canasta más grande que otros años, con alimentos de primera, dulces y espumante; además del tradicional vale de pavo.

Los colaborares agradecerán este gesto de la empresa y es un regalo que pueden compartir con toda la familia. De ser posible sería una buena opción, que se coordine con la empresa proveedora para que envié directamente las canastas a las casas de los colaboradores.

Finalmente, Ameghino resaltó que un punto clave en las celebraciones de fin de año es el discurso del jefe y recomienda no profundizar en lo financiero, si no enfocarse en la motivación, reconocer el esfuerzo de los colaboradores para adaptarse a las nuevas herramientas y retos que trajo la pandemia, agradecer por la salud cada uno y recordar a los que probablemente perdieron un familiar.

Print Friendly, PDF & Email