La primera Sala Penal de Apelaciones Especializada en Delitos de Corrupción rechazó el pedido de José Antonio Nava para levantar la incautación de sus bienes.

Lima, 25 Julio 2019, (ANDINA).- La primera Sala Penal de Apelaciones Especializada en Delitos de Corrupción rechazó el pedido de José Antonio Nava para levantar la incautación de bienes de la empresa de transportes Don Reyna por un valor de 5 millones de dólares.

Reyna es investigado junto a su padre, Luis Nava Guibert, exsecretario de la Presidencia de la República en la gestión del expresidente Alan García, por el presunto pago de coimas de la empresa Odebrecht.

Con esta medida, según informa el Poder Judicial, la Sala confirma la orden de incautación de dos inmuebles, valorizados en esa cifra.

La incautación de los bienes de transportes Don Reyna fue dispuesta por el juez Richard Concepción Carhuancho el 14 de enero de 2019 y comprendía, a demás de los dos inmuebles, 65 vehículos, entre camiones y camionetas.

La defensa legal de José Antonio Nava desistió de apelar la medida que confirma la incautación para garantizar el pago de la reparación civil.

Luis Antonio Nava admitió ante la fiscalía que trasladó maletas con dinero que le fueron entregadas por Jorge Barata, exsuperintendente de Odebrecht en el Perú, para su padre, Luis Nava.

Barata declaró que entregó sobornos a Luis Nava para agilizar los proyectos y “desentrampar” otros que no avanzaban durante el segundo gobierno de Alan García.

José Antonio Nava se encuentra con comparecencia con restricciones desde el pasado 24 de mayo, a diferencia de su padre, Luis Nava, que cumple una prisión preventiva por 36 meses.

Print Friendly, PDF & Email