La presidenta de la Asociación de AFP (AAFP), Giovanna Prialé, sostuvo que un tercio de los afiliados a una AFP ha sido estafado por su empleador en algún momento.

Lima, 18 de Octubre 2018, (ANDINA).- La presidenta de la Asociación de AFP (AAFP), Giovanna Prialé, sostuvo que un tercio de los afiliados a una AFP ha sido estafado por su empleador en algún momento.

“De un universo de 6 millones 400,000 personas aproximadamente, tenemos que 2 millones 200,000 afiliados en algún momento de su vida se les retuvo el dinero y nunca se les depositó en su cuenta de capitalización individual”, manifestó Prialé.

Asimismo, señaló que esta cantidad abarcaría el sector público y privado, y que no solamente se debe a la informalidad, sino al modo en que operan los empleadores los que retienen ese dinero.

“Si nosotros no corregimos esta forma delincuencial para actuar y no nos quitamos la idea de que la corrupción es parte de nuestro día a día, no existirá ningún sistema de pensiones que funcione”, afirmó.

“Muchas empresas creen que es válido quedarse con el dinero de los trabajadores e incluso se van a juicio porque ahí lo ganan pagando al juez”, remarcó.

Planilla única y electrónica

En ese sentido, Giovanna Prialé señaló que existen dos soluciones para evitar que el empleador robe la plata del trabajador.

El Estado debería contar con una planilla única, independientemente de la negociación colectiva, pues mediante ese mecanismo se podría hacer el depósito en la AFP, Oficina de Normalización Previsional (ONP) y EsSalud a todos de forma inmediata.

En el sector privado se tendría que hacer uso de la planilla electrónica y para acceder a la misma, se debería ingresar a la base de datos del Ministerio del Trabajo y Promoción del Empleo (MTPE).

De la misma forma, una entidad o persona que no haya realizado el pago de los aportes del trabajador, no podría realizar operaciones el siguiente mes

“Con eso reduciríamos a cero la posibilidad de que los trabajadores afiliados no tengan aportes, pues esto no es solo un problema de informalidad, es un problema de ilegalidad y corrupción dentro del sector público y privado”, enfatizó.

En tanto la presidenta de la Asociación de AFP dijo que si se lograr reducir en gran medida esa práctica, los beneficios serian varios, entre ellos y el más directo sería mejorar la economía de los aportantes, pues contarían con más dinero en cuenta de capitalización individual y en consecuencia una mejor pensión a futuro.

También indicó que la ONP tendría mayor liquidez para pagar mejores pensiones en el corto plazo, y EsSalud no tendría una situación tan crítica como la actual, pues sus principales acreedores son las entidades públicas.

Además, manifestó que se encuentran trabajando de la mano con el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) para revertir esta situación.

“Es un tema de voluntad política porque requiere un consenso en el Congreso para la aprobación de las medidas, y por el lado del Ejecutivo, una voluntad que si existe, de revertir esta práctica ilegal, que es un robo”, finalizó.

Print Friendly, PDF & Email