La vicepresidenta Mercedes Aráoz consideró que la investigación abierta por el fiscal, Pedro Chávarry, contra ella por el caso Chinchero tiene una motivación política.

Lima, 24 de Setiembre 2018, (ANDINA).- La vicepresidenta Mercedes Aráoz consideró que la investigación abierta por el fiscal de la Nación, Pedro Chávarry, contra ella por el caso Chinchero tiene una motivación política, y sostuvo que el titular del Ministerio Público está actuando como brazo operador del fujimorismo.

Según dijo, el accionar de Chávarry es similar al que tuvo la exfiscal de la Nación de la década de 1990, Blanca Nélida Colán, quien denunciaba sin fundamentos a los opositores al gobierno de Alberto Fujimori.

“Sí, no hay duda”, respondió Aráoz cuando fue consultada en RPP sobre si en su opinión el fiscal de la Nación estaba actuando como brazo operador del fujimorismo.

Chávarry abrió investigación preliminar contra el expresidente Pedro Pablo Kuczynski, y los congresistas Mercedes Aráoz y Carlos Bruce, entre otros, por la presunta compra de votos para evitar la vacancia.

La investigación es por la presunta comisión de los delitos de cohecho activo genérico, cohecho pasivo impropio, tráfico de influencias y por pertenecer a una organización criminal en agravio del Estado.

Al respecto, Aráoz dijo que la acusación de Chávarry está “mal hecha” y su fundamentación es “paupérrima”.

Cuestionó, por ejemplo, que el informe acuse a un grupo de legisladores de delitos cometidos en el marco de un viaje de representación y que uno de los acusados no haya estado presente en ese viaje.

Indicó que es falso que hayan entregado prebendas, como señala Chávarry, dados los fuertes controles existentes.

Aráoz indicó que, al debilitar a la vicepresidencia de la República, el fiscal está buscando también intentar afectar al presidente Martín Vizcarra, quien ha iniciado una lucha frontal contra la corrupción.

“Acepto cualquier investigación, pero no cuando son hechas con un afán político”, manifestó

Para reforzar su afirmación, Aráoz recordó que Chávarry dio a conocer el inicio de la investigación pocas horas después de que el congresista Juan Sheput emitiera un informe a la Subcomisión de Acusaciones Constitucionales del Congreso en el cual recomienda destituirlo e inhabilitarlo por diez años debido a infracciones a la Constitución.

“Me parece (la denuncia) una cosa atroz”, manifestó.

Print Friendly, PDF & Email