El presidente Martín Vizcarra calificó de salvaje y preocupante la agresión sufrida por la joven Eyvi Agreda, quien el martes fue rociada con gasolina.

Lima, 26 de Abril 2018, (ANDINA).- El presidente Martín Vizcarra calificó de salvaje y preocupante la agresión sufrida por la joven Eyvi Agreda, quien el martes fue rociada con gasolina y quemada dentro de un bus, y consideró que el atacante, de confirmarse su culpabilidad, merece un castigo ejemplar.

Tras saludar la rápida captura de Carlos Hualpa, presunto agresor de la mujer, el Mandatario opinó que este brutal atentado debe llevar a la reflexión a toda la sociedad, porque -dijo- se trata de un tema complejo y de una responsabilidad que “tenemos que asumir todos”.

El Jefe del Estado también condenó que Eyvi Agreda, antes de ser atacada, haya sido víctima de acoso y de violencia psicológica desde hacía meses, sin que nadie tomara acciones para poner freno a esa situación y evitar la agresión sufrida la noche del martes en Miraflores.

“Aquí algo está fallando en nuestra sociedad. De ese hecho todos somos culpables y debemos asumir la responsabilidad (…). Reconocemos la actuación de la Policía que en 24 horas ha capturado al presunto agresor, que debe recibir el castigo ejemplar que se merece”, afirmó Vizcarra.

El Jefe del Estado señaló, en ese sentido, que “todos tenemos que ser parte de la solución”, además de tomar conciencia, reaccionar y no ser indiferentes ante este tipo de casos de los que -dijo- nadie está libre en la actualidad.

“Cuando estamos en un bus, en la calle, en un paradero y vemos la agresión a un niño o a una mujer tenemos que indignarnos y reaccionar en ese momento, y pedirle a la Policía que, cuando una mujer denuncia, inmediatamente actúe”, demandó.

En su opinión, si no se toma conciencia de la gravedad de este tipo de hechos, la sociedad podría ingresar a una espiral de violencia que alteraría la tranquilidad que requiere el país para avanzar hacia el progreso.

“Cuando veo a Eyvi, veo a mis hijas. Tengo tres hijas mujeres, una de la edad de Eyvi, o sea, podría ser mi hija, o la hija de cualquiera de ustedes (…). La indignación no puede durar solo lo que dura el recuerdo de la agresión, debe ser permanente”, declaró ante pobladores de Chiclayo.

Print Friendly, PDF & Email