Lima, 7 de Junio 2024, (ANDINA).- La Corporación Peruana de Aeropuertos de Aviación Comercial (Corpac) emitió hoy un extenso comunicado en el que detalló las razones de por qué no se empleó la nueva torre de control del Aeropuerto Jorge Chávez durante el cortocircuito de las luces de la pista de aterrizaje, reportado el domingo 2, el cual afectó a más de 10 mil pasajeros.

Entre las razones expuestas indicó que la nueva torre de control y pista de aterrizaje no pudieron ser utilizadas como principal alternativa al incidente que provocó la cancelación de 215 vuelos, debido a que las lunas de la torre de control “deber se reemplazadas por otras que reúnan las características adecuadas en virtud de la recomendación de la OACI, en su informe ITF N° 230721”, emitido en julio del 2023.

En dicho informe de detallaba que “los vidrios del fanal no tienen las características óptimas desde el punto de vista óptico para su uso en torres de control y constituyen un peligro”.

Indicó además que “debido a las constantes fallas en el sistema eléctrico de la nueva torre de control entregada, Corpac emitió una serie de observaciones en relación a este sobre todo por no contar con un sistema de respaldo adecuado para uso aeronáutico, en caso de fallo del suministro principal de fluido eléctrico y además de no disponer del automatismo que se requiere para casos de contingencia en el control de las operaciones aéreas, lo que llevó a restringir el uso de la torre de control desde noviembre del 2023”.

Detalló además que el incidente ocurrido el domingo pasado no guarda relación con la contratación de las empresas Liebram Ingeniería y Construcción S.A.C. y Gómez Barrera Leandra, proceso que además se encuentra en investigación.

Finalmente, precisó que los equipos de luces de emergencia trasladados de Talara y Arequipa, se encontraban en dichas ciudades de forma temporal, por tanto, se encuentran a disposición del Aeropuerto Jorge Chávez desde el cual pueden ser desplazados a otro aeropuerto del país.

Print Friendly, PDF & Email