Desde la OEA el mandatario llamó a invertir en el Perú

Washington, 20 Setiembre 2021, (ANDINA).- El presidente de la República, Pedro Castillo Terrones, aseguró hoy ante el Consejo Permanente de la Organización de Estados Americanos (OEA) que su Gobierno está comprometido en acabar con la desigualdad y con el flagelo de la corrupción.

“Asumiendo el mandato nos hemos comprado el pelito de acabar con la desigualdad, para acabar con este gran flagelo que es la corrupción, en el Perú la corrupción es un gran problema, tenemos corruptos hasta para exportar, la corrupción le quitó pan a las familias y beneficios a la población”, afirmó.

Ante la sesión del Consejo Permanente de la OEA, que contó con la participación del secretario general de este organismo, Luis Almagro, el presidente Castillo dijo que llevaba el saludo de su familia, de los peruanos, de los ronderos y de los pueblos shipibos, conibos, awajún, aymaras y quechuas, y de todos los hombres y mujeres del país.

“Soy hijo del pueblo andino a mucha honra, además de ser maestro soy rondero, como presidente del Perú abrimos las puertas de Palacio y del Gobierno en su conjunto a los gobiernos regionales, alcaldes, colectivos de todo el país”, aseveró.

El mandatario agradeció también a la OEA por haber reconocido el triunfo “de un hijo del pueblo” y por haber sido firme y no permitir que les pongan una agenda, dado que la democracia es la participación abierta, genuina y voluntaria del pueblo y sus organizaciones.

“La democracia no puede tener ningún espíritu de discriminación, soy maestro, vengo de una escuela que esta rajada, mis padres de familia se alumbran con mechero, muchas familias no conocen el grifo de agua, los padres de familia labran la tierra y esperan que llueva para sembrar, pero cuando producen, no hay posibilidad de llevar al mercado sus productos”, afirmó.

Unidad contra la pandemia

El presidente Castillo sostuvo también que la pandemia ha afectado a todo el mundo y que en el Perú se llevó a 215 mil compatriotas, razón por la cual pidió a todos los países dejar la confrontación y las diferencias para mirar al enemigo común como son las enfermedades, el hambre y las grandes desigualdades.

“Es momento de la más grande unidad de los pueblos, de la gran convocatoria de su secretario general y de los países involucrados a terminar con esta pandemia. Agradezco al Gabinete, gobernadores, al pueblo y a los que nos han colaborado en la causa por terminar con la pandemia, primero es la vida, la salud; con salud todo, sin salud nada”, afirmó.

Para su Gobierno, dijo el dignatario peruano, la pandemia y los problemas de salud no son solo un problema sanitario, sino un problema histórico, pues la covid-19 ha desnudado muchas realidades como los hospitales colapsados y las colas para recibir medicinas.

Reiteró por ello que su Gobierno luchará para que la salud no sea un servicio sino un derecho constitucional, lo mismo que la educación y la alimentación.

Durante su primera actividad en la OEA, el jefe del Estado dijo que este organismo regional es el foro político social y de cooperación hemisférica por excelencia, donde confluyen todas las sangres, los pueblos, las etnias, y debe llevar a la concertación y la buena vecindad, con miras a una acción colectiva para enfrentar los desafíos comunes.

“Celebremos en esta sesión la unidad y el compromiso para que la OEA haga reuniones descentralizadas, salgamos de las cuatro paredes, visitemos a los pueblos, unamos siempre, de eso no cabe duda”, afirmó.

Tras reconocer la importancia de ser parte de este organismo regional, el presidente Castillo dijo que es necesario que la OEA y sus observadores tengan informes genuinos de la realidad y que los países miembros lleven la voz de los niños, las mujeres, los dirigentes que salen a las calles a reclamar justicia.

“Ellos nunca más pueden ser encarcelados porque llevan la voz de sus pueblos, basta de persecución política a los dirigentes, basta de callar a los pueblos, es necesario agendar las libertades sindicales, ellos llevan la voz auténtica de los trabajadores que tienen derechos logrados apunta de sacrificio y de muchas veces de entregar su vida”, apuntó.

El jefe del Estado, asimismo, informó que creará el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Investigación, a fin de que la educación básica no este desligada de la universidad y les permita a los egresados de las carreras profesionales tener oportunidades laborales y no reproducir espacios de discriminación.

Llamado a inversionistas

En ese sentido, pidió pensar en las mayorías y asumir compromisos, responsabilidades compartidas y responder con lealtad y transparencia la confianza dada para ejercer un cargo en cualquier espacio de gobierno.

“Vengo de un rincón que clama que sus preocupaciones sean escuchadas y cuando vemos que queremos cambiar las cosas en sintonía con el pueblo, nos hemos visto estigmatizados, no somos comunistas, no hemos venido a expropiar a nadie no hemos venida ahuyentar las inversiones”, afirmó.

Por el contrario, dijo que su Gobierno llama a los grandes inversionistas y a los empresarios a invertir en el Perú, un país minero que tiene riquezas, pero que sus beneficios deben sentirlo todos los peruanos.

Finalmente, el mandatario pidió a la OEA que agende en sus preocupaciones otros problemas que afectan a las poblaciones como la inseguridad, delincuencia, narcotráfico.

Print Friendly, PDF & Email