Lima, 27 Julio 2021, (ANDINA).- Las elecciones generales de 2021 fueron, en general, creíbles e íntegras, de conformidad con los compromisos y obligaciones nacionales e internacionales que rigen los procesos democráticos, indicó la misión de expertos electorales de la Unión Europea (UE) en su informe final sobre dichos comicios.

Según el documento, el Jurado Nacional de Elecciones (JNE) y la Oficina Nacional de Procesos Electorales (ONPE) gestionaron unas elecciones bien organizadas, pese a enfrentar acusaciones no probadas de falta de independencia, campañas de desprestigio sin precedentes y ataques -incluido acoso a sus presidentes- que perturbaron el proceso.

“La transparencia y el apego a la ley que mostraron los organismos electorales a lo largo de todas las etapas del proceso, y en particular durante la resolución de los contenciosos postelectorales, indican que estas acusaciones carecieron de fundamento”, subraya la misión.

De igual forma, refiere que las elecciones se celebraron en el marco de una campaña extremadamente polarizada, una cobertura mediática desequilibrada, un tenso periodo postelectoral, las consecuencias de la pandemia del covid-19 y una crisis política de larga duración.

Para la UE, el periodo postelectoral de la segunda vuelta se caracterizó por el más alto número de recursos de nulidad de resultados jamás presentado en elección alguna, la mayoría de ellos por parte de Fuerza Popular en zonas donde ganó Pedro Castillo, lo que retrasó el anuncio final y comprometió una transición fluida de poder a pocos días de la investidura presidencial prevista en la Constitución.

En su informe subraya, además, que un total de 49 mujeres fueron elegidas (un 37.7 % del total), lo que supone un aumento del 11 % en comparación con el Congreso de 2020.

“Se trata del mayor número de representación parlamentaria femenina en la historia de Perú. La ausencia de una mayoría parlamentaria clara presagia una más que probable prolongación del enfrentamiento entre el Ejecutivo y el Legislativo”, añade el documento.

Indica, asimismo, que el ordenamiento jurídico peruano contiene las disposiciones necesarias para la celebración de elecciones democráticas, y recuerda que tanto el Congreso como los organismos electorales llevaron a cabo varias reformas, algunas de ellas en consonancia con recomendaciones de la misión de la UE de 2020.

No obstante, advirtió que las lagunas identificadas por misiones anteriores siguen sin resolverse, como la existencia de diferentes umbrales para la pérdida de inscripción de los partidos y la asignación de escaños, lo que da lugar a la posibilidad de que un partido con congresistas electos pueda ser dado de baja y la falta de oportunidades para el ejercicio del voto de las personas detenidas en espera de juicio.

Cobertura informativa

De acuerdo con la misión de la UE, la cobertura informativa de la segunda vuelta presidencial por parte de la mayoría de los medios de comunicación privados fue claramente sesgada a favor de Keiko Fujimori y Fuerza Popular, en detrimento de Pedro Castillo y Perú Libre, a menudo sin separar información de opinión, lo que socavó el derecho de los votantes a recibir una información veraz.

Señala, en ese sentido, que según el análisis de cuatro periódicos privados nacionales realizado por la misión de expertos electorales de la UE (entre el 17 de mayo y el 4 de junio), el tono del 68 % de los 151 titulares de portada con menciones a Castillo/Perú Libre fue negativo, y el 32 % fue neutro.

Asimismo, el tono del 60 % de los 80 titulares de primera plana sobre Fujimori/Fuerza Popular fue neutro, positivo en el 31 % y negativo en el 9 %. Los medios estatales, destaca la UE, ofrecieron una cobertura equilibrada.

Durante la campaña de la segunda vuelta, las redes sociales se hicieron eco del ambiente político polarizado existente, añade el informe, al referir que en Twitter, TikTok y WhatsApp circularon memes ofensivos, mensajes de odio y vídeos de campaña difamatorios.

El análisis realizado muestra que entre el 17 de mayo y el 6 de junio, cuatro de las cinco etiquetas de Twitter más populares sobre elecciones mostraron contenidos negativos contra ambos candidatos. La publicidad negativa en las redes sociales se dirigió principalmente a Castillo.

Según los hallazgos de la misión, en la jornada del 6 de junio, el 43 % de los 599 anuncios activos en Facebook e Instagram con patrocinador identificado incluyeron mensajes de miedo sobre el comunismo, el terrorismo o la amenaza económica, mientras que solo el 2,3 % mostró mensajes de miedo contra la candidata presidencial de Fuerza Popular.

La UE concluyó que tanto la primera como la segunda vuelta se desarrollaron en calma y sin que se registraran grandes irregularidades, aunque el ausentismo de algunos miembros de mesas de sufragio retrasó su apertura en ambos días, principalmente en los centros de votación de Lima, que, tal como prevé la ley, fueron reemplazados por votantes.

También resalta que los JEE y el JNE resolvieron de forma transparente todos los recursos de nulidad presentados, desestimando todas las reclamaciones en primera instancia y resolviendo las apelaciones posteriores, pese a que la marcha de un miembros del JNE, prohibida por ley en periodos electorales, dejó sin quorum al organismo durante varios días y puso el proceso al borde del descarrilamiento.

Resaltó, además, que ni la Defensoría del Pueblo ni la Fiscalía de la Nación, ni los observadores nacionales o internacionales informaron de ninguna irregularidad importante que modificara los resultados.

Por tanto, la misión considera que se abusó del derecho al recurso como estrategia para deslegitimar el proceso electoral, socavando al mismo tiempo la confianza de los ciudadanos en el JNE y en el resultado.

Print Friendly, PDF & Email