Lima, 11 Mayo, (ANDINA).- La Defensoría del Pueblo solicitó que los debates para la segunda vuelta electoral aborden como temas centrales los derechos humanos y la institucionalidad democrática.

El pedido fue formulado a los candidatos Keiko Fujimori y Pedro Castillo, que disputarán la segunda vuelta electoral, y al Jurado Nacional de Elecciones (JNE).

En un comunicado, la Defensoría indicó que se han producido avances en respeto, garantía y protección de los derechos fundamentales en los últimos años; sin embargo, hay todavía amplios sectores de la población cuyos derechos siguen siendo solo enunciados jurídicos.

En ese sentido, pide a ambas candidaturas expresar cómo garantizarán el funcionamiento de las instituciones de la democracia, basadas en la alternancia en el poder, el balance y control entre los poderes públicos, la constitucionalidad de las leyes.

Asimismo, sobre la independencia del Poder Judicial, el respeto a las minorías en el Congreso, la libertad de expresión, y la preservación y fortalecimiento de organismos constitucionales autónomos como el Tribunal Constitucional, el Ministerio Público y la Defensoría del Pueblo.

“Esto significa expresar ante el país su compromiso de respetar la voluntad popular expresada en las urnas; proscribir la concentración del poder político; y respetar de forma irrestricta el derecho de los ciudadanos de vivir en democracia”, dice el comunicado.

Ante la posibilidad de realizar reformas constitucionales, la Defensoría demanda el respeto escrupuloso de los procedimientos previstos en la Constitución y que se enmarque en los principios del Estado democrático de derecho y las obligaciones internacionales en materia de derechos humanos asumidas por el Estado, las cuales son vinculantes e irrenunciables.

Considera también que, para el funcionamiento de las instituciones y la implementación de las políticas, debe haber cooperación entre los poderes del Estado, a la luz de las consecuencias del enfrentamiento entre el Ejecutivo y el Congreso, sucedido en el quinquenio pasado.

“Los altos niveles de inestabilidad política a los que se ha llegado han mermado constantemente la eficiencia de las instituciones y la paz social. Ambas candidaturas y sus organizaciones políticas deben expresar su voluntad de respetar el mencionado principio”, indica la solicitud.

La Defensoría precisa que el JNE, en el marco de sus competencias, debería incluir estos temas en los debates a desarrollarse, para que la ciudadanía pueda ejercer de forma responsable e informada su derecho al sufragio.

Print Friendly, PDF & Email