Los pilotes cimentados a profundidad hacen la infraestructura sólida, informa la Concesionaria Autopista del Norte

Lima, 10 Mayo, (ANDINA).- La nueva infraestructura del puente Virú, en la región La Libertad, se construye con mayor resistencia ante eventos climáticos como el ocurrido durante El Niño Costero del 2017, para garantizar la seguridad de los usuarios.

La concesionaria Autopista del Norte (Aunor), a la que el Ministerio de Transportes y Comunicaciones (MTC) encargó la obra, informó que a la fecha se han colocado 23 pilotes de más de 20 metros de profundidad cada uno, de un total de 32 que incluye el proyecto.

“La ventaja de realizar trabajos de cimentaciones profundas es que el puente se apoyará en un suelo resistente y estable, permitiendo brindar seguridad a los más de 9,300 vehículos que transitan diariamente por la zona”, precisó Aldo Coha, gerente técnico de Aunor.

La obra también incluye un enrocado de protección para reforzar las defensas ribereñas de la estructura del puente durante la crecida del río, así como veredas aguas arriba y abajo para los peatones.

La infraestructura anterior del puente Virú colapsó en el 2017 a causa de las lluvias intensas que provocaron daños en diversas ciudades del norte del país.

Al ubicarse en un tramo tan importante de la carretera Panamericana Norte en la provincia de Virú se habilitó un desvío temporal que cumple con todas las normas de seguridad vial y los parámetros de un puente definitivo, manteniendo el flujo comercial entre las ciudades de Chimbote (Áncash) y Trujillo (La Libertad).

Print Friendly, PDF & Email