Lima, 22 de Abril, (ANDINA).- La pandemia causada por la covid-19 ha establecido una “nueva normalidad” que nos ha llevado a adaptarnos a una nueva forma de estudiar por la vía virtual, lo que ha evidenciado la necesidad, en muchos casos, del reforzamiento escolar, para lograr que los escolares realicen óptimamente sus tareas, exámenes o proyectos, coinciden diversos especialistas.

Estas clases de refuerzo no solo sirven únicamente para que los alumnos puedan aprobar los cursos, sino que les permitirá implementar modelos de estudio y trabajar su memoria, considerando que no todos tienen las mismas capacidades de aprendizaje. Por ejemplo, algunos necesitarán que se les explique de nuevo con conceptos más sencillos, otros necesitarán reforzar desde niveles más básicos para poder adquirir los nuevos conocimientos.

En ese sentido, el especialista Rolando Ticona explicó que el reforzamiento escolar no solo va a permitir entender a cabalidad el concepto que deseamos que el alumno aprenda, sino que “mejora la autoestima del educando”.

“Por ejemplo, el no entender un tema o la aplicación de una fórmula matemática hace que el alumno no solo repruebe, sino que vea mermada su confianza en sí mismo y en consecuencia en su autoestima”, expresó.

Aprendizaje virtual

Otra de las ventajas del reforzamiento escolar “permite un manejo adecuado del tiempo ya que en las clases particulares para reforzar cada alumno marca su propio ritmo, siendo el profesor quien se adapta a la velocidad del estudiante para a su vez comprender cuáles son sus principales problemáticas en el estudio”, enfatizó Rolando Ticona, director general de Pamer.

El experto recomienda, también, que este reforzamiento escolar se haga con tiempo, así el alumno logrará resolver los ejercicios con mayor agilidad.

“Nos interesa que los alumnos conozcan adecuadamente el proceso de aprender. Para ello se aplican diferentes técnicas de estudio, cada una basada en las capacidades y necesidades de cada persona”, explicó.

Remarcó que la modalidad de aprendizaje virtual llegó para quedarse, por lo que es una oportunidad para que los estudiantes aprovechen las herramientas digitales, continúen su aprendizaje y cuenten con el apoyo necesario en aquellos cursos en los que no avanzan según el programa escolar.

“Frente a este escenario se ha implementado un programa de reforzamiento académico enfocado en alumnos desde primer a quinto año de secundaria, donde los profesores hacen un seguimiento constante no solo del aprendizaje o conocimientos, sino del cumplimiento de metas establecidas; siempre de la mano de la motivación y orientación. Esto hará que el alumno se sienta más confiado ante nuevos retos y enfrente con mejor predisposición esta etapa”, refirió Ticona.

Print Friendly, PDF & Email