Se está fortaleciendo la capacidad de respuesta de los centros y postas de salud

Lima, 22 Enero 2021, (ANDINA).- Evitar los casos graves y fatales del covid-19 son objetivos primordiales del plan diseñado para enfrentar la segunda ola de la pandemia en el país, anunció la ministra de Salud, Pilar Mazzetti.

Durante su presentación en la Comisión de Salud y Población del Congreso de la República, detalló los tres ejes estratégicos en los que se concentrará su sector en las próximas semanas: reducir los contagios, los casos graves y los casos fatales.

Sobre el primer eje, detalló que hay un trabajo de prevención tremendo a escala nacional, que cuenta ahora con el apoyo de la comunidad.

Esto incluye la promoción de las medidas preventivas en 1,800 mercados de noviembre a la fecha, la entrega de medio millón de mascarillas comunitarias (además de los 10 millones en la primera ola), así como el trabajo con 187 municipios del país.

La contención de casos, dijo, se apoya en la atención temprana de las personas que están teniendo disminución de la capacidad de oxigenación.

Para ello, mencionó, se han adquirido 450,000 pulsioxímetros que empezaron a repartirse en todo el país tanto a los centros de salud (que corresponden al primer nivel de atención) como a los líderes comunitarios que apoyan estas labores de contención de la pandemia.

“Tenemos 6,300 comités comunitarios anticovid-19 que trabajan en coordinación con sus alcaldes, a nivel distrital. Los tenemos en mayor cantidad en Cajamarca, Cusco, Huánuco, Puno y algunas zonas densas, como en Lima norte. Ellos están recibiendo capacitación para el manejo de los pulsioxímetros”.

Monitoreo y ventiladores

La ministra de Salud lamentó que nuestra población encuentre muy difícil seguir las indicaciones dadas por el Gobierno. Señaló además que la capacidad de fiscalización se ve muy limitada, “porque de nada sirve que pongamos policías o miembros de las Fuerzas Armadas si nosotros los ciudadanos no somos conscientes de nuestro comportamiento”.

La reducción de los casos graves, un aspecto clave durante la segunda ola de la pandemia, se está trabajando a través del seguimiento de los casos, sean estos confirmados o con un cuadro clínico que apunte al nuevo coronavirus.

“Hay cerca de 6 millones de personas cuyo seguimiento se ha efectuado desde la primera ola. Desde mediados de noviembre hasta la fecha se ha monitoreado a un millón 200,000 personas a quienes se les ha dado seguimiento. Cerca de 200,000 están siendo monitoreadas ahora mismo”.

El monitoreo se hace de forma telefónica y puede llegar a ser presencial en algunos casos; para esto, anotó, tenemos el apoyo de los establecimientos de salud en todo el país, los cuales son reforzados con balones de oxígeno, pulsioxímetros y personal dedicado a las labores de detección y manejo de la infección.

“Todas las iniciativas son complementarias al trabajo que también se realiza para la reducción de los casos fatales; eso significa el incremento en la cantidad de ventiladores. En este momento en particular nos preocupa tener ventiladores que puedan atender a una población más joven”.

Mazzetti detalló que han recibido 100 ventiladores mecánicos adultos-pediátricos de parte del Brasil, los que se adaptarán más fácilmente a la demanda de atención de la población joven que se está reportando más enferma últimamente en el país.

“Ya hemos distribuido los ventiladores de la Marina de Guerra. Nos han resultado muy interesantes para el manejo de alto flujo. Han sido muy buenos y nos han permitido atender a la población de manera importante para evitar que las personas lleguen a una unidad de cuidados intensivos”, comentó.

Print Friendly, PDF & Email