Lima, 14 Enero 2021, (ANDINA).- La ministra de Defensa, Nuria Esparch, destacó la creciente participación de la mujer peruana en las operaciones de paz de la Organización de las Naciones Unidas, a tal punto que el porcentaje del personal femenino peruano ha superado los objetivos trazados por la ONU.

Fue al recibir en su despacho a la mayor EP Ingrid Allison Rivera Borda y a la capitán FAP Ruth Leonor Sedano Espinoza, quienes han sido designadas para desempeñarse como observador militar y oficial de Estado Mayor, respectivamente, en la Misión Multidimensional Integrada de Estabilización de las Naciones Unidas en la República Centroafricana (Minusca).

Actualmente 37 mujeres integran el personal militar peruano destacado a las diferentes misiones de paz en el mundo. Seis de ellas se desempeñan como oficiales de Estado Mayor, cinco como observadores militares y 26 integran el contingente militar de la Compañía de Ingeniería Perú. Todas ellas forman parte del total de 236 efectivos militares peruanos.

Teniendo en cuenta la Resolución 1325 del Consejo de Seguridad, las Naciones Unidas implementan y ejecutan estrategias que buscan incrementar la participación militar femenina en sus operaciones de paz, con determinados porcentajes de participación en cada tarea.

Para los casos de observadores militares y miembros de Estado Mayor, lo propuesto por la ONU para el 2020 es 17 %, y para el 2028, 25 %. A la fecha, de 18 observadores militares peruanos, cinco son mujeres, es decir el 28 %; y de 13 miembros de Estado Mayor peruanos, seis son mujeres, es decir el 46 %.

En cuanto a contingentes militares, el margen propuesto por la ONU para el 2020 es de 6.5 %, lo cual ha sido superado ampliamente por nuestro país, puesto que de los 205 efectivos de la Compañía de Ingeniería Perú destacados en Centroáfrica, 26 son mujeres, es decir el 13 %. Con este porcentaje el país se acerca a la meta trazada por la ONU para el 2028, que es llegar al 15 %.

La presencia del personal femenino en las operaciones de paz ha permitido ayudar a mitigar los conflictos y enfrentamientos, mejorar el acceso y apoyo a la mujer local, empoderar a las mujeres en la comunidad y fomentar un mayor sentido de seguridad en la población local, en particular en los casos de mujeres y niños.

Print Friendly, PDF & Email