Lima, 02 Enero 2021, (Envío especial para El Informante Perú).- Sin duda alguna las elecciones de abril del próximo año, serán unas elecciones bastantes atípicas, por varios factores, como la Pandemia que vivimos, la cifras preocupantes de la corrupción que se está investigando de los últimos cinco presidentes de la república, nuestra golpeada economía, falta de empleo, inestabilidad social, una inseguridad ciudadana que nos cerca cada día, que casi un 50 % de votantes serán jóvenes, que las campañas se harán por redes sociales e internet, pero además con una apatía de los ciudadanos por la política, que además será bastante difícil de revertirla, por lo menos en el corto plazo, hay 24 partidos políticos en estas elecciones, número que no los tienen, ningún país de la Región, somos productores de candidatos a la presidencia, pero cuidado una cosa es cantidad y la otra calidad, en esta última habrá que reconocer que estamos fallando, el nombre de este articulo lo puse recordando un juego muy popular en las ferias de nuestro país, que es la tómbola de cuyes, incluso tenemos un dicho popular “Me siento como cuy en tómbola”, que significa que nos encontramos confundidos, abrumados, perdidos, aburridos, resumiendo nos encontramos en una situación, que no sabemos qué decisión tomar, el juego consiste en poner un cuy en medio de digamos 24 cajas que ya están numeradas, le damos algunas vueltas al cuy para marearlo, en ese momento la gente que aposto por el número de alguna caja, empieza a gritar aplaudir hacer barra, bastante bulla, para que al final el pobre cuy, buscando seguridad, ingresa algunas de las cajas y es presidente, digo el ganador, por ello en mi cabeza, las próximas elecciones las visualizo como una Tómbola Electoral.

Nuestros 24 candidatos están por allí en cuanto a intención de voto, nada destacable como propuesta, en los principales problemas del país, por lo menos hasta ahora, como en el juego de la tómbola, salvo que hallas apostado a alguna caja, al resto le dará igual donde ingrese el cuy y ello es precisamente lo que pasa cuando votamos, no se toma la importancia debida, porque creías erróneamente que no había gran diferencia, la Pandemia jalo la careta de los últimos gobiernos corruptos, que no se ocuparon de mejorar por ejemplo la Salud, La Educación, La Seguridad Ciudadana, por nombrar los 3 principales en la actual coyuntura, está claro que si los últimos cinco gobiernos hubieran invertido en Salud, no hubieran muerto tantos peruanos, se tendría una mejor educación, al igual que una reducción de criminalidad, está claro que la Corrupción es la raíz del mal, pero los corruptos saben manejar muy bien el manto de la Impunidad, por ello hasta se burlan del pueblo y parte de la Justicia, créanme esta vez no escogeremos ni siquiera por el mal menor.

Por ejemplo las últimas encuestas y tomar con pinzas las encuestas, sino recordemos cuando montesinos confeso, como eran el negocio de las encuestas, está grabado y señalo a dos de ellas, ya están mostrando lo que algunos sabíamos, ya comenzó la caída de un candidato inventando e inflado, el candidato Forsyth, continua adelante, pero con la mitas de intención de votos que tenía hace un mes, a un poco más de 4 meses de elecciones, matemáticamente, tendrá una caída parecida a la que tuvo el candidato Castañeda en su momento, el gran resto están entre 1 y 5 % de intención de voto, pero si tomamos en cuenta el famoso margen de error del 3 %, están bastante apretujados todos ellos, además no es poca cosa que casi un 60% de votantes, se encuentran entre los que no votarían o viciarían su voto.

Finalmente lo que sí está asegurada por esta fragmentación es que iremos a una segunda vuelta y que muchos partidos políticos no pasaran la valla electoral.

(*) Presidente de Aprosec
www.aprosec.org

Print Friendly, PDF & Email