El descomunal deslizamiento registrado ayer en el valle del río Colca, provocó señales sísmicas anómalas que generaron la alarma en algunos pobladores de la zona.

Lima, 19 Junio 2020, (ANDINA).- El descomunal deslizamiento registrado ayer en el valle del río Colca, a la altura del distrito de Achoma, provincia de Caylloma, región Arequipa, provocó señales sísmicas anómalas que generaron la alarma en algunos pobladores de la zona, informó el Instituto Geofísico del Perú (IGP).

Precisó que su Centro Sismológico Nacional (Censis) registró señales sísmicas anómalas en las estaciones de Chivay y Patapampa ubicadas en las cercanías del Cañón del Colca, en la región Arequipa. “Muchas personas atribuyeron este hecho a la ocurrencia de sismos no obstante, esta hipótesis se descartó. De acuerdo al contenido frecuencial registrado, la causa correspondería a algún tipo de deslizamiento de tierra o piedras”, subrayó.

Al respecto, Hernando Tavera, presidente ejecutivo del IGP, aclaró que las señales asociadas a la ocurrencia de un sismo se caracterizan por presentar altas frecuencias. En este caso, las señales sísmicas registradas se catalogaron como inusuales porque presentaban frecuencias muy bajas y duraciones bastante largas, lo cual estaría asociado a desplazamientos lentos de volúmenes importantes de tierra.

Es probable que en el transcurso de los días se sigan produciendo deslizamientos con volúmenes muy pequeños. “El mayor volumen de masa de tierra ya se deslizó, ahora los suelos están buscando su equilibrio por lo tanto invocamos a la población a mantener la calma”, enfatizó.

El titular del IGP dijo que los deslizamientos no producen sismos desde un punto de vista tipológico. Explicó que un sismo es la ruptura de una roca que genera liberación de energía en forma de movimiento; mientras que, un deslizamiento es el registro de un desprendimiento de masa de tierra o caída de piedras. “Un sismo si puede ser un detonante para que se produzca un deslizamiento siempre que los suelos estén en condiciones inestables”, agregó.

Zona propicia para deslizamientos

El especialista precisó que el Cañón del Colca es una zona propicia para los deslizamientos por su cercanía a la ribera de los ríos sobre todo en época de lluvias. Al ser un cañón profundo significa que sus riberas se encuentran a bastante altura y por tanto hay elementos disparadores que explican el origen de estos deslizamientos: un sismo, las lluvias que saturan rápido los suelos y la carga que soportan los suelos y que por la ley de la gravedad provoca el deslizamiento, entre otros.

Argumentó que es una de las zonas más dinámicas de la región Arequipa ya que existe la presencia de volcanes y fallas geológicas que generan actividad sísmica, lluvias que en determinadas épocas generan crecidas del nivel de agua del río Colca. Asimismo, se evidencia la presencia de antiguos deslizamientos y como consecuencia de ello hay un gran número de terrazas que, actualmente, son ocupadas como campos de sembrío.

Deslizamientos en zonas andinas por presencia de ríos

Hernando Tavera sostuvo que cuando se transita por las riberas de la zona del Colca, por lo general, se observa fisuras a lo largo de la carretera y cerca de la quebrada. Estas fisuraciones sobre terrenos sueltos, son el primer indicativo de que se va producir un deslizamiento y para que ello suceda solo hace falta que ocurra un sismo, haya un incremento de lluvias o simplemente el peso de la masa de tierra se desplace por efecto de la gravedad.

“Los deslizamientos no solo es una característica del Cañón del Colca, también, se producen en las zonas andinas donde se tiene la presencia de ríos. Recordemos que los deslizamientos más importantes ocurrieron en Cuzco en el 2018, en Áncash el año 2019. Asimismo, fuimos testigos de cómo en Huancavelica, debido al aumento del caudal del rio Sicra que carcomió su ribera, provocó el derrumbe del hotel turístico de Sicra de tres niveles”, aseveró el presidente del IGP.

IGP entidad oficial encargada de monitorear la actividad sísmica en el país

El IGP informó que cuenta con una Red Sísmica Nacional que está compuesta por sensores que pueden detectar cualquier tipo de movimiento inusual en el suelo, desde el paso de un ratón hasta el estallido de una bomba atómica, entre otros.

Aseguró que estos sensores son muy sensibles y dependiendo del contenido frecuencial de las señales registradas, éstas podrían asociarse a un determinado movimiento del suelo provocado por sismos, procesos eruptivos en volcanes, deslizamientos, caídas de piedras, tránsito de vehículos, trenes y de personas, entre otros. Esta información es vital para dar alerta a las autoridades y se tomen acciones preventivas ante la ocurrencia de peligros mayores.

Print Friendly, PDF & Email