La final de la Copa Libertadores a desarrollarse en el estadio Monumental se jugará sin el sonido de bombos, ni platillos ni otros instrumentos musicales.

Lima, 23 Noviembre 2019, (ANDINA).- La final de la Copa Libertadores a desarrollarse en el estadio Monumental se jugará sin el sonido de bombos, ni platillos ni otros instrumentos musicales; así como sin banderolas, pirotécnicos ni mucho menos bebidas alcohólicas.

Tampoco se permitirá el ingreso de personas con capuchas, gorros ni lentes que impidan su identificación plena, advirtió el director de Orden y Seguridad de la Policía Nacional, general Gastón Rodríguez.

En ese sentido, hizo un llamado a los hinchas extranjeros llegados al Perú para presenciar este acontecimiento a que acaten las leyes peruanas, que no permiten esos objetos dentro de los estadios, ni tampoco el ingreso de personas que hayan ingerido alcohol u otras sustancias que alteren su conciencia.

“Sería una pena que habiendo hecho un viaje tan largo y sacrificado no se les permita entrar al estadio por llevar un bombo u otro objeto prohibido o por presentarse en estado de embriaguez”, anotó el oficial.

Agregó que tal vez algunos hinchas se desplacen camino al Monumental portando instrumentos musicales o banderolas, pero no se les permitirá ingresar al estadio crema.

Rodríguez dijo también que se ha pedido información a las policías de Brasil y Argentina, así como a Interpol, sobre las personas que tienen impedimento de ingresar a esos países para que tampoco se les permita la entrada a territorio peruano.

Lo que se quiere evitar -dijo- es la presencia de elementos que puedan condicionar situaciones no deseadas.

Rodríguez aseguró, asimismo, que el resto de la ciudad no quedará desguarnecida, porque también se ha dispuesto el desplazamiento de efectivos policiales acuartelados, que no tienen contacto con la ciudadanía a diario, para que apoyen la labor de resguardo de la capital.

Print Friendly, PDF & Email