El exgobernador regional de Áncash, César Álvarez Aguilar, fue sentenciado a cuatro años de prisión efectiva, tras hallarlo culpable del delito de colusión simple.

Chimbote, 17 Septiembre 2019, (ANDINA).- El exgobernador regional de Áncash, César Álvarez Aguilar, fue sentenciado a cuatro años de prisión efectiva, tras hallarlo culpable del delito de colusión simple en agravio del Proyecto Especial Chinecas, se informó.

La pena fue impuesta por el titular del Sexto Juzgado Penal Unipersonal de la Corte del Santa, Especializado en Delitos de Corrupción de Funcionarios, Fernando Arequipeño Ríos y establece también que César Álvarez quede inhabilitado por espacio de cuatro años para ejercer la función pública.

Asimismo, el magistrado ordenó que César Álvarez pague una reparación civil de 200,000 soles a favor del Estado, conjuntamente con la empresa Sisa, responsable de elaborar un perfil para el Proyecto Chinecas entre los años 2007 y 2008, valorizado en 5 millones de soles.

Para el Juzgado, si bien durante el juicio oral se pudo demostrar que el costo del perfil estaba adecuadamente sustentado, las pruebas ofrecidas por el Ministerio Público sí evidencian un acuerdo colusorio para favorecer a la empresa con este servicio.

“Han existido acuerdos colusorios con fines defraudatorios a la entidad (Chinecas), razón por la cual el acusado César Álvarez debe responder penalmente por estos hechos”, expresó el juez Arequipeño Ríos, al dar lectura de su fallo.

El Juzgado también dispuso el archivo de la causa para Carlos Peralta Ruiz, Víctor Francisco Córdova Gonzales y el representante de la empresa Sisa, Edmundo Cornejo Muñoz. Para el exgerente de Chineca, Víctor Hugo Rojas Rubio, el juicio se encuentra reservado, debido a que está en condición de prófugo de la justicia.

Esta mañana el juez Fernando Arequipeño solo leyó los lineamientos de la sentencia. Una vez que se realice la notificación completa del fallo, las partes tendrán el plazo respectivo para apelar la decisión judicial de primera instancia.

Álvarez siguió la audiencia a través de videoconferencia desde el penal de Cochamarca, en la región Pasco, donde se encuentra recluido.

De esta manera el dos veces gobernador de Áncash, acumula su tercera sentencia por delitos de corrupción de funcionarios. La primera es de 2 años de prisión efectiva por el delito de malversación de fondos, en Chimbote y la segunda está referida a la carretera Chacas–San Luis, ejecutada por la empresa Odebrecht, caso judicial, en el que recibió una pena de 8 años de cárcel por colusión agravada.

Print Friendly, PDF & Email