La población en las regiones participó activamente en el simulacro por sismo y tsunami y multipeligro, organizado por el Instituto Nacional de Defensa Civil (Indeci).

Lima, 15 Agosto 2019, (ANDINA).- La población en las regiones participó activamente en el simulacro por sismo y tsunami y multipeligro, organizado por el Instituto Nacional de Defensa Civil (Indeci), con el fin de mejorar la capacidad de respuesta de la población y autoridades ante emergencias y desastres; varios ministros lideraron el ensayo en el interior del país.

En Iquitos, región Loreto, el presidente del Consejo de Ministros, Salvador del Solar, participó en la práctica, junto a otros ministros, al coincidir el simulacro con la inauguración de la Expoamazónica 2019.

Estuvieron presentes los titulares de Comercio Exterior y Turismo, Edgar Vásquez; de Agricultura y Riego, Fabiola Muñoz; de la Producción, Rocío Barrios, entre otros.

La viceministra de Pesca y Acuicultura, María del Carmen Abregú, participó del ensayo en Tumbes y el viceministro de Mype e Industria, Óscar Graham, en Lima.

En Trujillo

Por su parte, el ministro del Interior, Carlos Morán, estuvo en Trujillo durante el ejercicio y felicitó a los pobladores y autoridades de la región La Libertad por la preparación y el compromiso mostrados.

“Hemos recorrido varios sectores de la ciudad y observamos cómo la población se alistó para participar en el simulacro; la indiferencia se ha ido mejorando, por eso felicito a los trujillanos y a la población”, refirió.

El titular del Mininter precisó que en Trujillo se simuló un movimiento telúrico de magnitud 8.5, con alerta de tsunami, que dejó alrededor de 16,000 fallecidos, 430, 000 damnificados, 8,556 heridos y 5,310 desaparecidos.

Asimismo, aproximadamente 59,000 viviendas quedaron afectadas y otras 29,500 inhabitables, por lo que se registró una respuesta inmediata de bomberos, policías, personal de las Fuerzas Armadas y autoridades locales para llevar la ayuda necesaria.

El ministro estuvo acompañado por el gobernador Manuel Llempén, autoridades del Instituto Nacional de Defensa Civil (Indeci) La Libertad, congresistas, así como los jefes de la 32ª Brigada de Infantería y de la Policía Nacional.

En Áncash

En tanto, en la región Áncash, tanto las provincias de la sierra como de la costa, participaron en el ensayo, que suponía un terremoto de magnitud 8.5 con epicentro a 90 kilómetros al oeste de Casma.

En el caso de las provincias del Santa, Casma y Huarmey se simuló también un tsunami, minutos después de concluido el movimiento telúrico, mientras que en la sierra ancashina los ciudadanos ensayaron la evacuación por un alud.

Así, personal policial de la Unidad de Emergencia de Huaraz hizo una escenificación de rescate de dos víctimas, entre ellas un recién nacido, desde el mercado central Virgen de Fátima.

En Chimbote, los trabajadores de la Municipalidad Provincial del Santa (MPS) evacuaron hasta la plaza de armas, al igual que los ocupantes de colegios y demás instituciones públicas y privadas. Después, se dirigieron hasta el jirón José Olaya, establecido como lugar seguro para hacer frente a un tsunami.

El Centro de Operaciones de Emergencia Regional (COER) Áncash se encuentra sesionando y recibiendo los reportes de los centros de emergencia provinciales y distritales a fin de elaborar un consolidado de daños.

De forma preliminar se informó que un sismo de las características ensayadas dejaría 4,394 personas fallecidas y 2,026 desaparecidas, además de 32, 190 viviendas colapsadas e inhabitables.

Por otro lado, 75 puestos de salud a nivel regional serían declarados en colapso, inhabitables y afectados, por lo que la atención a las emergencias se tendría que hacer en locales habilitados para tal servicio. El saldo en cuanto a instituciones educativas inhabitables sería de 120 y otras 56 colapsarían.

Pasco

El responsable del COER Pasco, Gerardo Yauri, estimó que el 80 % de los pobladores participaron en el simulacro de un sismo de magnitud 7 con epicentro a 50 kilómetros al este del distrito de Villa Rica.

En forma preliminar se indicó que el “movimiento telúrico” dejó 199 fallecidos, 13,497 damnificados, 18,820 afectados, 218 heridos y 348 desaparecidos. En lo que se refiere a daños materiales, 427 viviendas colapsaron, 256 quedaron inhabitables y 4,116 resultaron afectadas, entre otros.

Print Friendly, PDF & Email