Giulliana Loza, abogada de la lideresa de Fuerza Popular, se mostró en desacuerdo con la posición de los magistrados de la Sala Penal Permanente de la Corte Suprema.

Lima, 10 Agosto 2019, (ANDINA).- Giulliana Loza, abogada de la lideresa de Fuerza Popular, se mostró en desacuerdo con la posición de los magistrados de la Sala Penal Permanente de la Corte Suprema a favor de mantener la prisión preventiva contra su patrocinada, con discrepancias solo en el tiempo de su reclusión.

“Estamos en desacuerdo que se mantenga la prisión por 18 meses, no cabe argumento para mantenerla un día más en prisión”, sostuvo Loza en entrevista con RPP.

Ayer, la Sala Penal Permanente de la Corte Suprema indicó que no se alcanzó los cuatro votos necesarios para tener una sentencia en la casación que busca la libertad de la lideresa fujimorista. Tres de los cinco magistrados opinan que debe reducirse a 18 meses la prisión preventiva y dos consideran que debe mantenerse los 36 meses.

Loza calificó de “lamentable e injusta” las dos posiciones que desestiman su pedido para dejar en libertad inmediata a Keiko Fujimori, quien es acusada del presunto delito de lavado de activos.

Aun así, dijo que tenía mucha fe en que la resolución que venir sea favorable, tras señalar que le generaba ‘curiosidad y preocupación’ conocer la fundamentación del voto de los magistrados.

Comentó que tras estos votos discordantes, habrá una dilación en el proceso para resolver el recurso de casación en favor de Keiko Fujimori porque ahora tendrán que presentarse las parte en una nueva audiencia con un juez dirimente, quien emitirá un sexto voto.

Según indicó, este puede coincidir con alguna de las dos opciones que hay hasta el momento: declarar infundado el pedido o aceptarlo parcialmente con un recorte a 18 meses; sin embargo, también puede optar por una tercera opción, que podría ser aceptar la libertad o determinar otro plazo, alargando aún más el proceso.

“Si él apoya la libertad, tendrían que llamar a otro y ese otro tomar alguna de estas [tres] opciones o quizás una cuarta. Ese proceso puede tomar años”, precisó la abogada.

Sostuvo que es “lamentable” que una instancia suprema lleve el proceso a una “cadena sucesiva”, en vez de pronunciarse “de manera firme”.

Respecto a la medida de prisión preventiva, la abogada la calificó de “extrema e irracional” e hizo hincapié en que no existen argumentos sólidos en contra de Keiko Fujimori más que el hecho de ser lideresa del partido político Fuerza Popular.

“Si de algo está plagado el caso de Keiko son de meras especulaciones o subjetividades y a ningún ciudadano se le puede mantener privado de su libertad por aquello que yo pienso”, señaló Giulliana.

Resaltó además que no pierde la fe y seguirá luchando por “encontrar justicia pronto” y obtener la libertad de su defendida.

Aún no se conoce la fecha para la siguiente audiencia ni quién participará como juez dirimente.

Print Friendly, PDF & Email