El consumo de tabaco es una de las principales causas de muerte en el mundo. De acuerdo con el Ministerio de Salud, alrededor de 16,000 peruanos mueren al año por esta causa.

Lima, 02 Junio 2019, (ANDINA).- El consumo de tabaco es una de las principales causas de muerte en el mundo. De acuerdo con el Ministerio de Salud, alrededor de 16,000 peruanos mueren al año por esta causa y, según la Organización Mundial de la Salud, hacia el año 2030 será la principal causa de muerte y discapacidad.

Frente a este panorama, el doctor Vicente Massucco, de la clínica Anglo Americana, comenta acerca de cómo afecta al corazón el consumo de cigarro, a fin de sensibilizar a la población.

Efectos del tabaco en el corazón

Algunos estudios han demostrado que el tabaquismo acelera la frecuencia cardíaca, además de contraer las arterias principales, logrando ocasionar alteraciones en el ritmo de los latidos del corazón, haciendo que el corazón se esfuerce más. Otros de los efectos son:

· Las sustancias tóxicas que contienen el cigarro, no sólo dañan las paredes de las arterias, también incrementan el riesgo de sufrir infartos.

· Las posibilidades de formación de coágulos son más fuertes.

· La nicotina eleva la presión arterial, lo que dificulta el trabajo del corazón incrementando las posibilidades de sufrir alguna patología cardíaca.

· Aumenta los triglicéridos y disminuye el colesterol “bueno” (HDL)

· Altera la correcta oxigenación de la sangre ya que los glóbulos rojos del fumador cuentan con menos oxígeno y una mayor proporción de monóxido de carbono que perjudica directamente a las arterias.

Cabe recalcar, que ningún grado de tabaquismo es inofensivo. Aquellas personas que fuman una vez o pocas veces corren el riesgo de padecer enfermedades cardíacas.

Beneficios de dejar el cigarro

Son múltiples los beneficios para el organismo. En algunos casos, los beneficios se producen inmediatamente mientras que en otros se pueden notar cambios a largo plazo.

· Tan sólo 12 horas después de dejar el cigarro, desaparece la nicotina en la sangre y se normalizan los niveles de monóxido de carbono.

· A las 24 horas de abandonar el cigarro, disminuye el riesgo de un evento cardíaco.

· A las 48 horas se regeneran los sentidos del olfato y gusto.

· Entre dos semanas y tres meses, mejora la circulación.

Print Friendly, PDF & Email