La Primera Sala Penal de Apelaciones de la Corte Superior de Justicia del Santa (Áncash) dictaron orden de captura para cinco exregidores del distrito de Samanco, por su presunta implicancia en el crimen del exalcalde Francisco Ariza Espinoza.

Chimbote, 02 Mayo 2019, (ANDINA).- Por unanimidad, los magistrados de la Primera Sala Penal de Apelaciones de la Corte Superior de Justicia del Santa (Áncash) dictaron orden de captura para cinco exregidores del distrito de Samanco, por su presunta implicancia en el crimen del exalcalde Francisco Ariza Espinoza, ocurrido en octubre del 2015.

El tribunal dispuso girar oficios a la Policía Nacional para la captura de los exconcejales Fanny Mallqui Huamán (también fue alcaldesa de Samanco), Fanny Medina La Rosa, Jonathan Solís Haro, Carlos Bedón y Noemí Rubina.

Además, la sala anuló el fallo que los absolvía del delito de homicidio calificado en agravio de Francisco Ariza, cuya investigación la asumieron con mandato de prisión preventiva por cerca de tres años.

Los jueces consideran que los exregidores deben volver a ser juzgados por este caso y ordenaron que un colegiado diferente lleve adelante el nuevo juicio oral en contra de ellos.

Confirmación

La Primera Sala Penal de Apelaciones confirmó la sentencia dictada en primera instancia en contra de Carlos Bazán Castro, Marcos Andrés Vásquez Julca, Miguel Junior Solsol Contreras, Ayrtos Casahuamán Castañeda y Luis Enrique Matienzo Fernández.

También se ratificó la pena de 20 años de cárcel impuesta en contra del exalcalde de Samanco Jaime Casana Escobedo, uno de los presuntos autores intelectuales del crimen, y de 25 años en contra de Luis Brandon Malo Rosario.

Los exregidores, para quienes se ordenó su recaptura, no acudieron a la audiencia de hoy en la que se dio lectura al fallo, pero sus abogados anunciaron que interpondrán un recurso de casación en la Corte Suprema.

Francisco Ariza Espinoza fue asesinado junto a su asesor legal Henry Aldea Correa el 20 de octubre del 2015. Además de dispararle, los sicarios incendiaron su vehículo a la salida del distrito de Nepeña.

El Ministerio Público determinó que el crimen fue planeado con el objetivo de, presuntamente, lucrar con la comuna de Samanco y en un acto de “venganza” porque Ariza no quería acatar las órdenes del alcalde electo, Jaime Casana, a quien reemplazaba debido a que se encontraba inhabilitado para ejercer la función pública producto de una condena.

Print Friendly, PDF & Email