Cercado de Lima: hospital informa situación de sobrevivientes de asesinato múltiple

Los dos sobrevivientes del asesinato múltiple en una vivienda del Cercado de Lima en la que habitaban ciudadanos venezolanos han sido estabilizados.

Lima, 07 de Noviembre 2018, (ANDINA).- Los dos sobrevivientes del asesinato múltiple en una vivienda del Cercado de Lima en la que habitaban ciudadanos venezolanos han sido estabilizados por médicos del hospital Arzobispo Loayza, donde se encuentran internados.

Según informó el director de dicho nosocomio Juan Enrique Machicado, el menor de dos años y de iniciales D.F.H está todavía en Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) pero ya no necesita la máquina para respirar porque ha sido estabilizado.

En tanto, el otro sobreviviente de 36 años y de iniciales Y.H.R se encuentra estable luego de presentar heridas punzo cortantes en la cara, brazo, mano derecha, pierna y región lumbar.

Ambos lograron salvarse de Erick Hernández Ramos (37), quien mató con un cuchillo a su esposa Daimar Álvarez, a su bebé de un año, y a su cuñado Daniel Fragoza (35) en la vivienda que alquilaban hace seis meses en la urbanización San Fernando.

Tras cometer el filicidio, el sujeto huyó por la ventana del departamento y corrió hacia la avenida donde fue embestido por un vehículo, muriendo en el momento.

Precisamente Machicado informó que Erick Hernández fue atendido en octubre en el mismo hospital, donde un neurólogo le diagnosticó epilepsia orgánica, es decir, tenía daño en el cerebro que le producía convulsiones. “Se le prescribió los fármacos y fue dado de alta, pero nunca más regresó”, apuntó.

Heridos

Al brindar más detalles del pequeño herido, el director del Loayza indicó que llegó al servicio de emergencia con lesiones en la nariz, el labio, la encía, la lengua y la región maxilar, todo lo cual le ocasionó un shock hipovolémico.

“El pequeño está todavía en UCI, pero testá extubado, ya no está respirando con una maquina, está estabilizado. Estamos viendo cómo se define la lesión en la lengua para ver el siguiente paso. La mamá está siendo manejada por psiquiatría”, refirió.

En diferentes medios se informó que en el departamento vivían dos familias venezolanas, una de las cuales (Ramos-Alvarez) carecía de recursos económicos debido a la enfermedad de Erick. El no podía trabajar y su esposa Daimar tampoco debido a que debía cuidarlo.

Este hecho de sangre ocurre días después del cuádruple crimen en San Juan de Lurigancho, donde Javier Riera asesinó a su esposa y sus tres hijos menores luego que la mujer se negara a retomar la relación que había terminado por los constantes maltratos de los que era víctima.

Print Friendly, PDF & Email

Notas relacionadas

Share on facebook
Facebook
Share on print
Print
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on email
Email
Copyright 2020 - El Informante Peru.
error: Alerta: Contenido protegido !!