La Policía Ferroviaria detuvo a más de 30 requisitoriados por diversos delitos, durante los 270 operativos que realizó en las distintas estaciones del Metro de Lima.

Lima, 14 de Agosto 2018, (ANDINA).- La Policía Ferroviaria detuvo a más de 30 requisitoriados por diversos delitos, durante los 270 operativos que realizó en las distintas estaciones del Metro de Lima en lo que va del presente año, informó el comandante Julio Placencia, jefe de dicha unidad policial.

Durante la presentación del Plan de Seguridad en la Línea 1 del Metro de Lima, Placencia precisó que 22 de los detenidos tienen denuncias por acoso sexual y tocamientos indebidos, 12 por robo y 3 por desacato a la autoridad.

Informó, además, que la policía intervino a 33 personas que tenían orden de impedimento de salida del país. Agregó que todos los intervenidos fueron puestos a disposición de las autoridades del sistema de justicia.

Placencia exhortó a las personas que sufran u observen algún delito o acto sospechoso en el tren o en las estaciones reportarlo haciendo uso de los botones de emergencia, ubicados en andenes y en el interior de los vagones, o acercándose a los oficiales de la Policía Ferroviaria y/o los agentes de estación.

Asimismo, indicó que todo el personal policial, de la mano de la Línea 1 y el Ministerio de la Mujer y Poblaciones Vulnerables (Mimp), ha sido capacitado para prevenir y sancionar el acoso sexual en espacios públicos y atender de manera correcta todas las denuncias que se presenten.

Revendedores

En otro momento, el titular de la Policía Ferroviaria hizo un llamado a todos los ciudadanos que hacen uso de la Línea 1 a tomar conciencia sobre las repercusiones de ingresar al sistema a través de los revendedores de pasajes en las estaciones y no portar su tarjeta.

“Como es de conocimiento común, la reventa inicia como un pequeño negocio informal para luego convertirse en una mafia organizada que valiéndose de vacíos legales se instaura en distintos ámbitos, aplicando incluso medidas de coacción para seguir operando. Esto pone en serio peligro no solo la operación de la Línea 1, sino la seguridad de todas las personas”, comentó.

“Instamos a todas las personas a tomar conciencia de esta problemática, recargar y/o adquirir sus tarjetas de manera anticipada y por varios viajes en horarios de menor afluencia para optimizar el tiempo que invierten en el sistema y no dejarse sorprender por terceros no autorizados”, finalizó.

Print Friendly, PDF & Email