El Poder Judicial dictó 35 años de prisión contra Jonny Coico Sirlopu, quien hacía trabajar encerrados a los dos jóvenes que fallecieron durante el incendio en la galería Nicolini.

Lima, 28 de Junio, (ANDINA).- El Poder Judicial dictó 35 años de prisión contra Jonny Coico Sirlopu, quien hacía trabajar encerrados y bajo llave a los dos jóvenes que fallecieron durante el incendio ocurrido el año pasado en la galería Nicolini, en Las Malvinas.

La sentencia fue dictada por el 46° Juzgado Penal de Lima, que además condenó a 32 años de prisión a Vilma Zeña Santa María, esposa de Coico.

La pareja arrendaba en lo alto de la galería un contenedor donde los fallecidos Jovi Herrera y Jorge Luis Huamán trabajaban con focos de luz sin posibilidad de salir hasta que termine su horario de trabajo.

A ambos se les halló responsables del delito de trata de personas con fines de explotación laboral así como violación de la libertad personal, pues encerraban con candado a sus trabajadores, lo que -durante el pavoroso incendio del 22 de junio pasado- provocó la muerte de ambos jóvenes.

En su resolución, la magistrada Melina Miguel Diego dispuso que Coico Sirlopu pague 469,200 soles y 459,000 soles a favor de los herederos legales de los fallecidos. También ordenó el pago solidario de 5,000 y 10,000 soles para las personas agraviadas protegidas por clave.

El dantesco incendio devoró la antigua fábrica de fideos Nicolini, donde funcionaba una galería comercial, mayormente de pintura, fierros y material de construcción, en la zona conocida popularmente como “Las Malvinas”.

El siniestro se controló casi después de una semana; en ese momento se pudo hallar los restos de los jóvenes que trabajaban encerrados en unas estructuras metálicas en el último piso del inmueble.

Print Friendly, PDF & Email