Las bajas ganancias en taquilla de la película Solo: A Star Wars Story determinaron que la productora Lucasfilm detuviera los proyectos de otras series derivadas de la saga.

Los Ángeles, 25 de Junio, (PL).- Las bajas ganancias en taquilla de la película Solo: A Star Wars Story determinaron que la productora Lucasfilm detuviera los proyectos de otras series derivadas de la antológica saga cinematográfica, reseñan hoy medios especializados estadounidenses.

El filme, estrenado en mayo y centrado en el personaje que Harrison Ford interpretó en la trilogía original, ha recaudado poco más de 339 millones de dólares, cifra que sobrepasa en poco margen los costos de producción, fijados en unos 275 millones.

Si se suman los gastos de promoción, la entrega reportaría pérdidas de unos 70 millones, índice negativo que provoca el congelamiento de nuevos proyectos, según la productora.

El éxito de Star Wars (La Guerra de las Galaxias en el mercado hispano) llevó a sus productores a crear una serie de historias colaterales ajustadas a personajes y sucesos relacionados con la trama original.

El primero de estos ‘spin-off’ en llegar a las pantallas fue Rogue One, un éxito de taquilla, luego vino Solo: A Star Wars Story, y le deben seguir las películas sobre Obi-Wan Kenobi y Boba Fett.

Los trabajos de las dos últimas ahora quedan detenidos por lo que Disney Company, propietaria de Lucasfilm, solo trabajará en terminar el Episodio IX de la saga, en los cines de estreno, a finales de 2019.

Print Friendly, PDF & Email