La selección de Francia, una de las favoritas al título en el Mundial, efectuó este lunes su primer entrenamiento en Rusia, un día después de su llegada.

Istra, 11 de Junio, (ANDINA).- La selección de Francia, una de las favoritas al título en el Mundial, efectuó este lunes su primer entrenamiento en Rusia, un día después de su llegada, pensando ya en el debut del sábado ante los australianos.

“Aterrizar en Rusia, en el país de la competición, no cambia fundamentalmente las actitudes, pero los jugadores son conscientes de que estamos en la semana del primer partido, que es muy importante”, destacó el seleccionador Didier Deschamps en su primer encuentro con la prensa en el país del Mundial, junto al monasterio del Nuevo Jerusalén de Istra.

Deschamps anunció la ausencia en el entrenamiento colectivo de Djibril Sidibé y de Samuel Umtiti para un “trabajo diferenciado” en el campamento base, sin dar más detalles.

El atacante Olivier Giroud, que el sábado sufrió un fuerte golpe en el empate 1-1 ante Estados Unidos en Lyon, sí estuvo en la primera práctica en Rusia.

“Su cabeza va bien. Tiene seis puntos de sutura, así que evidentemente tendremos que, en las próximas 48 horas, hacer que no toque el balón con la cabeza, por precaución”, explicó.

“No restéis calidad a Olivier. Marca mucho, sus goles, sean bonitos o no, siguen siendo goles. Es un finalizador de jugadas, un goleador que tiene un perfil diferente”, apuntó sobre el delantero, que está en competencia directa con Ousmane Dembélé por un lugar en el ataque de los Bleus.

Los jugadores franceses tuvieron así su primer contacto con el terreno de entrenamiento de Glebovets, bajo una fuerte lluvia primero y con sol después, pasada media hora.

Francia debutará en el Mundial de Rusia el sábado frente a Australia, dentro de un Grupo C en el que luego se medirá a Perú (21 de junio) y Dinamarca (26 de junio).

Print Friendly, PDF & Email