Paolo Guerrero inició desde la 07:00, hora de Perú, el partido más difícil de su carrera deportiva: demostrar ante el Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS) su inocencia.

Lausana, 03 de Mayo 2018, (ANDINA).- Paolo Guerrero inició desde la 07:00, hora de Perú, el partido más difícil de su carrera deportiva: demostrar ante el Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS) su inocencia e impedir que aumente a dos años su suspensión para que se le permita jugar el Mundial de Rusia 2018, un sueño de toda la vida. Vea aquí la galería fotográfica

El futuro del delantero peruano se encuentra literalmente en manos del TAS, que recibirá, en su sede de Lausana (Suiza), a los representantes legales de Guerrero, en una primera audiencia, quienes pedirán la absolución del castigo de seis meses impuesto por la FIFA y que se vence hoy.

En la segunda audiencia se presentarán los representantes de la Agencia Mundial Antidopaje (WADA), quienes expondrán que la FIFA fue benévola al castigar al delantero peruano y pedirán que la sanción de seis meses se amplíe a dos años.

Allí también la WADA presentará nuevas pruebas que buscarán demostrar que Paolo consumió sustancias prohibidas con conocimiento de causa.

Serán cerca de diez horas que las partes involucradas comparecerán ante los tres árbitros que están presentes por caso: uno por la parte demandante; otro por la parte demandada, y un tercero elegido por el propio tribunal, como mediador.

Una vez concluidas las audiencias, los representantes legales del jugador pedirán al TAS emitir un fallo de inmediato; aunque lo más seguro es que el resultado final se tarde en emitir de seis a doce meses. Es decir, después del Mundial de Rusia 2018.

Las variantes

Si la respuesta final del TAS se conoce en un periodo corto y es favorable para el jugador peruano, este lógicamente también estará habilitado para volver a jugar desde el 4 de mayo.

Ahora, si el veredicto resulta adverso para los intereses de la figura del Flamengo y el TAS acepta los argumentos de la Agencia Mundial Antidopaje (AMA), Paolo Guerrero podría recibir un castigo de hasta dos años.

Si el fallo se da antes de Rusia 2018, se perdería este torneo y prácticamente sería el final de su carrera.

En caso de que el TAS concluya que el ariete nacional no tuvo ninguna intención de consumir el componente que fue el culpable de su sanción, podría ser amonestado solamente.

Duda despejada

Existe el temor de que el fallo final del TAS se dé a conocer luego del Mundial de Rusia 2018 y Paolo Guerrero siga impedido de jugar.

Ante la interrogante, el especialista en Derecho Deportivo el uruguayo Horacio González Mullin dijo que la WADA puede pedir una medida cautelar que evite que el atacante regrese a los campos de juego.

“Paolo queda libre y, mientras no salga el fallo, va a poder jugar. Las apelaciones son decisiones disciplinarias que no tienen efectivos suspensivos, ni la apelación de Guerrero ni la WADA suspende la sanción de los seis meses. Sin embargo, la WADA puede solicitar en la audiencia una medida cautelar que no le permita a Paolo jugar hasta que se publique la resolución final del caso”, señaló a “RPP”.

Print Friendly, PDF & Email