Del total de accidentes, 297 atenciones fueron amputaciones traumáticas con pérdida parcial o total de la parte afectada. 

Lima, 29 de Abril 2018, – (El Informante Perú).- Un promedio de 48 accidentes de trabajo por día, lo que equivale a decir a dos accidentes por hora, registra la cartera del Seguro Complementario de Trabajo de Riesgo (SCTR) Salud de RIMAC Seguros.

El informe detalla que los sectores económicos que presentaron mayor frecuencia de accidentes fueron Industrias Manufactureras (28.46%).

Le siguen, Comercio (10.50%) y Construcción (10.23%), indican las estadísticas del 2017, en cuyo año RIMAC atendió un total de 17,446 accidentes laborales.

Los afectados son mayoritariamente varones (87.48%); sin embargo, la incidencia de casos en mujeres se está incrementando progresivamente conforme se integran en actividades de riesgo.

La mayor parte de estos accidentes se atendieron en Lima y Callao que agruparon el 78.90% de los casos, mientras que 21.09% fueron atendidos en el resto del país.

Amputaciones traumáticas

Los accidentes no siempre terminan en la recuperación total del trabajador. En algunas ocasiones pueden dejar secuelas que determinan una incapacidad permanente y sus consecuencias para la persona, la familia y la sociedad. Las lesiones traumáticas que terminan en algún tipo de amputación son un ejemplo de este tipo de situación.

Del total de accidentes registrados el 2017, 297 fueron amputaciones traumáticas. El 92.25% de estos casos afecto a varones y el 7.7% a mujeres.

Los casos de amputación más frecuentes ocurrieron en extremidad superior con 244 casos (82.15%) y extremidad inferior en 53 casos (17.85%).

En tanto, 6 (2.46%) de los casos de amputación de extremidad superior ocurrieron por encima de la muñeca y los 238 (97.54%) casos restantes afectaron manos y/o dedos.

En el caso de amputación de extremidad inferior, se tuvieron 52 casos (98.11%), que afectaron pies y/o dedos.

El 50.81% de los accidentes ocurrió en menores de 35 años, lo cual da cuenta del alto impacto que esto tiene para la sociedad por la potencial pérdida de años de vida productiva perdidos por incapacidad.

En este punto es evidente la importancia de un seguro de riesgos laborales, que garantice la oportuna y adecuada atención médica del colaborador hasta su recuperación completa o la debida compensación económica en caso extremo de una incapacidad permanente o fallecimiento secundaria al accidente de trabajo o enfermedad profesional. Esta protección de naturaleza social está diseñada para evitar el desamparo de la familia y asegurar la sostenibilidad de la empresa.

Print Friendly, PDF & Email