El Papa Francisco pidió a los obispos aprender el lenguaje de los jóvenes y no tener miedo a denunciar los abusos y excesos que se cometen frente al pueblo.

Lima, 21 Enero 2018, (ANDINA).- El Papa Francisco pidió a los obispos aprender el lenguaje de los jóvenes y no tener miedo a denunciar los abusos y excesos que se cometen frente al pueblo.

Durante un encuentro desarrollado en el Palacio Arzobispal, citó el ejemplo de santo Toribio de Mogrovejo, de quien resaltó que buscó siempre llegar a los más lejanos y dispersos, promoviendo la evangelización, la caridad, la formación de sacerdotes y la unidad en la fe.

“La alegría del evangelio es para todo el pueblo, no se puede excluir a nadie”, indicó al resaltar que Toribio de Mogrovejo impulsó la evangelización en la lengua nativa.

“Hoy nos toca aprender un lenguaje totalmente nuevo como el digital, hay que conocer el lenguaje actual de nuestros jóvenes, de nuestras familias y de los niños”, afirmó.

“Es necesario poder despertar procesos en la vida de las personas para que la fe arraigue y sea significativa, y para eso tenemos que hablar en su lengua”, agregó el Papa Francisco.

También dijo que no hay que tener miedo a denunciar los abusos y excesos que se cometen frente al pueblo y lograr así que la sociedad recuerde que la caridad va acompañada siempre por la justicia.

“No hay auténtica evangelización que no anuncie y denuncie toda falta contra la vida de nuestros hermanos, especialmente los más vulnerables”, indicó el Santo Padre.

El Sumo Pontífice respondió, asimismo, los comentarios y preguntas de los obispos que se dieron cita en este encuentro, a quienes pidió rezar por él.

Francisco cumple hoy el último día de su visita pastoral en el Perú, adonde arribó el pasado jueves procedente de Chile.

El viernes estuvo en Puerto Maldonado y en la víspera en Trujillo. Por la tarde cerrará su visita con una misa multitudinaria en la base aérea Las Palmas.

Print Friendly, PDF & Email