Además, estos vehículos tienen multas impuestas por más de S/ 2.9 millones

Lima, 6 de Junio 2024, (El Informante Perú).- La Autoridad de Transporte Urbano para Lima y Callao (ATU) continúa con el chatarreo de vehículos que se encontraban en estado de abandono en sus depósitos, a donde fueron llevados por realizar servicios de transporte público de manera informal, informó dicha entidad.

En el marco de sus acciones para eliminar definitivamente las unidades vehiculares de transporte público obsoletas y contribuir con el reordenamiento de este servicio, la ATU inició el proceso de chatarreo de 20 unidades, que tienen una antigüedad de entre 26 y 41 años.

Además, tienen multas impuestas por más de S/ 2.9 millones, en su mayoría por informalidad. Las unidades fueron internadas en los depósitos de la ATU entre el 2021 y 2023.

Una de las unidades chatarreadas es una cúster con 41 años de antigüedad y una deuda de S/ 379,000. Otros dos vehículos tienen una antigüedad de 38 y 36 años y multas por más de S /217,000 y S/ 315,000, respectivamente, aplicadas por realizar el servicio de transporte público sin la respectiva autorización.

Con el chatarreo de estas 20 unidades, ya son 87 los vehículos que pasaron por este proceso desde que se inició en el 2022, en coordinación con el Ministerio de Transportes y Comunicaciones (MTC).

Luego del chatarreo se emite el Certificado de Destrucción Vehicular (CDV), que acredita la destrucción total del vehículo. Esta información queda registrada en la Plataforma Nacional de Vehículos Chatarrizados, administrada por el MTC.

Con esta medida se logra sacar de circulación, de forma definitiva, a vehículos que representan un peligro para los usuarios y la sociedad en general, además de contribuir a la renovación del parque automotor.

El chatarreo también ayuda a impulsar el cambio de matriz energética en el sector, a fin de lograr un transporte más limpio, seguro y eficiente en beneficio de 11 millones de limeños y chalacos.

Asimismo, como resultado del presente proceso de chatarreo disminuye la emisión de gases de efecto invernadero. Es decir, se evita contaminantes que afectan la salud y calidad de vida de la ciudadanía.

Print Friendly, PDF & Email