A la fecha se han realizado más de 20 recitales musicales

Lima, 30 Agosto 2023, (ANDINA).- Al ritmo de la música clásica y criolla, personal de la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) del Hospital Edgardo Rebagliati Martins de EsSalud llevó alegría a los pacientes críticos de esa área hospitalaria, junto a cantantes líricos que entonaron melodías, permitiendo reducir la ansiedad, el estrés y hasta el dolor.

Esta actividad musical, que estimula la recuperación de las personas internadas, forma parte del Programa de Humanización que implementó la UCI y que hasta la fecha ha permitido la realización de más de 20 recitales.

Además, se ha convertido en una herramienta terapéutica que busca promover espacios de distracción en situaciones difíciles como las que pasan algunos pacientes, así como convertir los ambientes hospitalarios en lugares cálidos y más amigables.

Estas presentaciones musicales se realizan con todas las medidas de bioseguridad por lo menos dos veces al mes. Las melodías son elegidas por el mismo paciente y en el caso de los intubados, son los familiares quienes indican la preferencia.

Para Giovanna Guillén, enfermera intensivista y coordinadora del Programa de Humanización, generar sonrisas es saludable. Estas reacciones hacen que estas actividades musicales sean consideradas terapéuticas y se apliquen con frecuencia posible porque ayudan en los procesos de recuperación de los pacientes.

“Esta herramienta facilita momentos de conexión con la vida, favorece el bienestar, la diversión, distracción y alegría dentro del ambiente de cuidados intensivos”, señaló la enfermera del establecimiento de salud.

Indicó que la musicoterapia es una de las varias actividades que realiza este programa y tiene como objetivo principal implementar acciones de mejora en la calidad de los cuidados brindados al paciente crítico y su familia.

“Queremos hacer de UCI un lugar donde la tecnología vaya de la mano con la calidez y la humanización en los cuidados. Nuestro modelo se orienta en el cuidado centrado en las personas, busca una mejora holística e integral del paciente”, explicó Guillén.

Recordó que el paciente que se encuentra en UCI viene pasando un periodo de angustia por su enfermedad, donde todo su entorno sufre. Por ello, estas actividades ayudan a fortalecer el ánimo de pacientes, familiares y del personal asistencial.

Print Friendly, PDF & Email