Lima, 17 Octubre 2021, (ANDINA).- La ministra de Cultura, Gisela Ortiz, precisó que uno de los principales objetivos de su gestión es atender las necesidades de los pueblos indígenas u originarios, para lo cual se realizará una mesa multisectorial a fin de atender en forma integral sus preocupaciones.

“Existe un compromiso político del gobierno del Presidente Pedro Castillo sobre el enfoque intercultural, por eso vamos a desarrollar una mesa multisectorial, junto a diversos sectores, para atender de manera integral las necesidades de los pueblos indígenas. Defenderemos los derechos de nuestras comunidades”, enfatizó en una entrevista a la radio Estación Wari de Ayacucho.

Dijo además que su gestión seguirá recibiendo a los pueblos indígenas, muchos de los cuales están preocupados por el reconocimiento de su territorio y de los derechos colectivos.

Indicó que la mesa multisectorial se realizará a fines de octubre y busca atender de manera integral temas importantes como la vacunación contra el covid-19, educación, salud, programas sociales.

“Desde Cultura articularemos estos pedidos. Los pueblos indígenas u originarios sepan que los representamos y defendemos”, enfatizó.

Protección al patrimonio

Otra de sus principales tareas, según dijo, será la articulación por la defensa del patrimonio cultural de todos los peruanos, por lo que visitó recientemente la Ciudad Sagrada de Caral y los sitios arqueológicos de Chupacigarro, Áspero y Vichama, en el norte de Lima.

“Nos preocupa el tema de las invasiones, las usurpaciones en sitios arqueológicos. Piensan que el patrimonio solo es un terreno, ahí hay un problema social por atender, por la presencia de pobladores. Se debe tener un estándar de respeto por lo nuestro y las autoridades locales deben apoyar en eso”, manifestó.

Sostuvo que una tarea pendiente es la inclusión de los peruanos en la preservación, conocimiento y defensa del patrimonio, así como involucrar a las comunidades cercanas de los sitios patrimoniales en el desarrollo.

“Debemos tener una mirada integral, que los vecinos de estos lugares sepan qué es un patrimonio. El impacto de destruir nuestro patrimonio es grave. Además, debemos poner en valor las huacas, con apoyo de las universidades, empresas privadas, así como impulsar el impacto económico para las familias que viven en el entorno”, apuntó.

Señaló que el sector cultural ha sido muy afectado en su economía y se debe trabajar desde otro enfoque porque no será posible preservar, sin involucrar a la población cercana de los sitios arqueológicos.

Print Friendly, PDF & Email