Municipalidad Distrital organizó el octavo Country Walk o caminata pedestre

Junín, 19 Setiembre 2021, (ANDINA).- La región Junín tiene una variedad de atractivos turísticos, y sus autoridades están comprometidas con la promoción de nuevos circuitos. Por ello, la municipalidad distrital de Ondores organizó el octavo Country Walk o caminata campestre para dar a conocer el impresionante Bosque de piedras de San Blas.

Este recurso turístico natural, formado durante miles de años por la acción del viento y las lluvias, es la continuación del bosque de piedras de Huayllay, pero no tiene nada que envidiar a ese reconocido destino turístico dado que posee sus propias figuras pétreas que dejan asombrados a los turistas nacionales y extranjeros.

Recorriendo esta bella zona ubicada a 4 mil metros de altitud, encontramos figuras pétreas conocidas como el elefante bebé, la corona de la reina, el caballo de ajedrez, los tres reyes magos, la perdiz, la tortuga, los novios, y el imponente soldado romano que se levanta a varios metros de altura, entre otras llamativas formaciones rocosas.

También existe impresionantes pinturas rupestres, que datan de ocho mil años antes de la era cristiana. Asimismo, se puede apreciar animales y vegetación silvestre; solo basta contactarse con los operadores turísticos para llegar a la zona.

“Trabajamos con la municipalidad distrital de Ondores y la municipalidad provincial de Junín y agencias de viajes, a través de las cuales podemos organizar circuitos turísticos, visitas a estos lugares”, manifestó el promotor turístico del anexo de San Blas, Hever Guadalupe Navarro.

La puesta en valor de este recurso turístico es prioridad en Ondores, por lo que la municipalidad distrital está avanzando el inventario turístico con apoyo de estudiantes de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos para oficializar el nuevo destino turístico.

“Estamos trabajando de manera articulada con nuestra comunidad campesina para poder reactivar el turismo; hay mucho que disfrutar, mucho por recorrer, y lo más importante hoy es haber organizado el paseo campestre para apreciar las figuras pétreas, las pinturas rupestres, así como disfrutar de la pesca y otras actividades más. Es una manera de reactivar nuestro turismo, esperando que nos visiten más personas”, manifestó el alcalde del distrito de Ondores, Fernando Yachachín Zevallos.

Refirió que, desde el año 2020 hasta este año, la municipalidad provincial de Junín habilitó la vía de acceso, con un presupuesto de un millón de soles, desde la casona de San Blas hasta el bosque de piedras donde se encuentra el puente Rumichaca, que en castellano significa “puente de piedra”, sobre el río Mantaro.

“Prácticamente era una carretera bastante abandonada y se ha hecho el mayor esfuerzo posible, y como han visto hasta este punto llega carretera en buenas condiciones; es como parte de todo un proceso de reactivación porque es un recurso natural extraordinario que la naturaleza misma lo ha esculpido y ha generado un puente natural de piedras a través de la erosión”, declaró el alcalde de la provincia de Junín, Jorge Tejeda Pucuhuaranga.

El río Mantaro nace en esta zona cercana al lago Junín, en la frontera de las regiones Junín y Pasco, y el puente Rumichaca es un viaducto natural que conecta ambas regiones. Aquí también los turistas pueden conocer parte del Qhapaq Ñan o Camino Inca, que ha servido para el traslado de los diferentes productos entre las diferentes regiones del país.

“Por aquí se han trasladado nuestros ancestros incas, también los arrieros de la costa a la sierra, de la sierra a la selva, haciendo el trueque de sus productos la mercadería a la costa, aquí el queso, el charqui y de la selva la fruta”, relató el promotor turístico del anexo de San Blas, Hever Guadalupe Navarro.

En la visita, se degustó el alimento que consumían los antiguos pobladores de la zona, el famoso Shiwayro, preparado a base de pescado seco y hierbas como la pachasalvia y la inkamuña, que sirve para resistir largas caminatas bajo el frío y contrarrestar el mal aire.

“El Shiwayro es muy bueno para recuperar las energías, es un alimento ancestral que consumían nuestros antepasados para caminar leguas; se prepara con la chalhua, un pez que se hace secar y se muele, y se mezcla con maíz molido y todas las hierbas oriundas de esta zona, incluso la ortiga, también tiene un poco de ají”, precisó la presidente de comunidad de San Blas, Vilma Blanco Cruz.

En esta ocasión, los numerosos turistas disfrutaron de una deliciosa pachamanca tradicional de Junín con sabrosa carne de ovino, papas, ocas y sabrosas humitas; además, participaron de una presentación artística al aire libre.

Print Friendly, PDF & Email