Trabajos ilegales para procesar mineral no metálico han causado daños irreversibles en el lugar

Chiclayo, 19 Agosto 2021, (ANDINA).- Las municipalidades de Zaña, Nueva Arica y Cayaltí, en la región Lambayeque, lograron detener la destrucción del sitio arqueológico Culpón Alto-Sector 1 e iniciaron las investigaciones para identificar a los responsables de este atentado contra el patrimonio cultural.

Así lo dio a conocer el titular de la Dirección Desconcentrada de Cultura (DDC) de Lambayeque, Alfredo Narváez Vargas, quien destacó la colaboración de la Policía Nacional del Perú y la Fiscalía Provincial Mixta Corporativa de Cayaltí.

Daños irreversibles

La participación activa de estas instituciones y los gobiernos locales permitió paralizar la afectación de Culpón Alto e incautar una zaranda industrial que había sido instalada en el lugar por desconocidos.

El hallazgo de esta zaranda demuestra que en el lugar se realizaban trabajos ilegales para procesar mineral no metálico, actividad que ha causado daños irreversibles en más de 1,000 metros cuadrados del sitio arqueológico.

Al momento de la intervención no se encontró a persona alguna.

Freno a la destrucción

“Esta acción contribuirá con la investigación; esperamos identificar a los responsables de la afectación que, suponemos, deben ser los dueños de la zaranda”, informó el director de la DDC.

Narváez Vargas destacó el trabajo conjunto con las autoridades edilicias y su voluntad de actuar de manera coordinada “por la gobernanza cultural del territorio y velar para que estos espacios históricos no sufran más destrucción”.

La intervención se realizó en el marco de la investigación que se inició semanas atrás con un operativo a cargo de la PNP, en el cual se detectó la destrucción de una plataforma arqueológica que data del periodo Intermedio Tardío (900-1450 d.C.), según los informes de los arqueólogos.

Exhortación

El Ministerio de Cultura invocó a la a ciudadanía a proteger los sitios arqueológicos y participar activamente en la defensa de la herencia cultural del país, denunciando cualquier acto o a cualquier persona –natural o jurídica– que atente contra el Patrimonio Cultural de la Nación.

Print Friendly, PDF & Email