Lima, 19 Mayo, (ANDINA).- El peruano Sporting Cristal obtuvo este miércoles su primera victoria en la actual edición de la Copa Libertadores de América al imponerse por 2-0 al Rentistas uruguayo, al que le cerró la puerta de los octavos de final, un resultado que le dio el cupo a la siguiente fase a São Paulo. Los “celestes” luchan por la tercera plaza para acceder a la Copa Sudamericana.

Con este triunfo, conseguido con goles de Alejandro Hohberg y Martín Távara, Cristal alcanza los 4 puntos y desbanca al Rentistas de la tercera plaza del Grupo E, que da derecho a jugar la Copa Sudamericana y de la que ahora los uruguayos están colistas un punto por debajo.

Ese cupo de Sudamericana se lo disputarán tanto peruanos como charrúas en la última jornada de la fase de grupos, donde Cristal visitará a São Paulo y Rentistas recibirá a Racing.

El equipo celeste encontró por fin el acierto goleador que tanto había gozado en la liga peruana pero que se le resistía en la Libertadores.

En este partido Cristal hizo el doble de goles de todos los que había hecho en los cuatro partidos anteriores en el torneo continental.

Los peruanos fueron los claros dominadores del encuentro ante un rival que saltó a la cancha muy atrás, más concentrado en empatar que en ganar.

La mejor acción de los visitantes en el primer tiempo fue un disparo desde la frontal del área de Salomón Rodríguez que se pasó muy cerca de poste izquierdo de la portería.

En la recta final de la primera mitad, el ecuatoriano Washington Corozo le birló la pelota a Ramiro Cristóbal cuando el Rentistas estaba iniciando una jugada y, con mucho campo por delante, cedió el balón a Hohberg para que fusilase al arquero uruguayo Nicolás Rossi con un potente derechazo cruzado.

Hohberg, nieto del mundialista uruguayo Juan Eduardo Hohberg, anotaba así al equipo donde debutó profesionalmente antes de hacer la mayor parte de su carrera en Perú.

Con el conjunto uruguayo por debajo del marcador, el guión del partido dio la vuelta, pues los visitantes asumieron más riesgos, se fueron arriba y concedieron más espacios que los locales podían aprovechar al contraataque.

Así era cuestión de tiempo que, en una de los tantos acercamientos de Cristal, llegase el segundo gol que sentenciase el partido.

Primero avisó Irven Ávila, que no pudo definir un mano a mano frente al arquero Rossi, el hombre más determinante del ‘Bicho Colorado’ en esta Libertadores.

El segundo intento fue el bueno, con un disparo de Távara desde la frontal del área que entró por la escuadra de la portería para culminar una jugada de tiralíneas protagonizada en banda derecha por Horacio Calcaterra y Jhilmar Lora.

Con nada que perder, el técnico uruguayo Martín Varini puso en la cancha toda su artillería y entonces se vio la mejor versión de su equipo, que a punto estuvo de recortar la ventaja en sendos remates de Emiliano Villar, pero la suerte estuvo a su favor para privar a Cristal de su primer triunfo.

Print Friendly, PDF & Email