La recuperación integral de esta escultura se llevó a cabo durante 8 meses

Lima, 04 de Mayo, (ANDINA).- Como parte de los trabajos de recuperación de esculturas públicas del Centro Histórico de Lima y a pocos meses del bicentenario de la independencia, el alcalde Jorge Muñoz entregó a la ciudad el monumento a la victoria del Dos de Mayo, que conmemora el heroico episodio de lucha en el que nuestros héroes lo dieron todo por su patria.

“La recuperación de este histórico monumento se suma a las más de 18 esculturas entregadas a la ciudad y refleja el dedicado trabajo de cada uno de los restauradores de Prolima. La victoria americana, plasmada en la diosa alada que corona el monumento, nos recuerda perpetuamente la llama de la esperanza y la unidad como nación en busca del bien supremo. Renovemos aquí, en este año del bicentenario nacional, nuestro compromiso por construir una nación más justa, solidaria y feliz”, afirmó el burgomaestre.

El monumento, considerado uno de los más importantes de la capital, fue edificado para rendir homenaje al héroe José Gálvez Egúsquiza y a los héroes del Combate del Dos de Mayo, que puso fin a la intromisión española en América y significó la hermandad del Perú, Chile, Ecuador y Bolivia.

La obra fue elaborada por el arquitecto Edmundo Guillaume y el escultor León Cugnot e inaugurada el 29 de julio de 1874 por el presidente Manuel Pardo.

La imponente estructura de más de 25 m, elaborada en piedra, mármol y bronce, es considerada una de las más altas de Lima. El monumento está compuesto por una base mayor, un conjunto de rejas, un basamento principal, un pedestal, una columna y la escultura principal de la Victoria alada.

La recuperación integral de esta escultura se llevó a cabo durante 8 meses y estuvo a cargo del equipo de restauradores de Prolima. El proceso consistió en un diagnóstico del estado inicial del monumento, así como un estudio histórico y artístico, a fin de recuperar sus valores originales, estéticos y monumentales. Los trabajos incluyeron calas estratigráficas, monitoreo de la temperatura y humedad, y el retiro de capas de pintura colocadas a lo largo de los años.

Cabe precisar que para mejorar el entorno paisajístico de la plaza Dos de Mayo, así como la transitabilidad y seguridad en la zona, se ejecutó el mantenimiento de la señalización vertical, así como el pintado de los cruceros peatonales, flechas direccionales y líneas discontinuas de parada y de central. Además, se realizó el pintado de sardineles y el mantenimiento de la red semafórica en los alrededores de la plaza.

Print Friendly, PDF & Email