Exjuez declaró en la vista de ampliación de su extradición por un supuesto cohecho activo.

Madrid, 19 de Abril, (ANDINA).- El exjuez de la Corte Suprema de Perú César Hinostroza alegó en la Audiencia Nacional española que se niega a ser extraditado a su país, argumentando que la causa seguida contra él por supuestos delitos de corrupción es fruto de una persecución política y porque sufrió amenazas de muerte.

César Hinostroza compareció hoy para declarar en la vista de ampliación de su extradición por un supuesto cohecho activo.

El exjuez huyó de Perú en octubre de 2018 tras ser destituido e inhabilitado, acusado de liderar una red de favores de la que presuntamente participaban políticos y empresarios.

Fue detenido después de llegar a España, donde se encuentra en libertad desde abril de 2019.

Tras la resolución favorable a la extradición reclamada por Perú, el Gobierno español aprobó en julio de 2020 su entrega para que Hinostroza sea juzgado en su país por supuestos delitos de tráfico de influencias y negociaciones prohibidas a funcionarios, en una causa en la que está acusado de liderar una red de favores en la que presuntamente participaban políticos y empresarios.

No obstante, la entrega de Hinostroza no se produjo aún ya que está pendiente de resolverse su recurso contra la denegación de asilo en España.

Las autoridades peruanas alegan ahora que el reclamado ofreció y entregó 10.000 dólares a una funcionaria encargada del control de migraciones de la localidad de Tumbes para impedir supuestamente que se activase la alarma de prohibición de salida del país, logrando así huir de Perú y llegar a Ecuador camino de España.

A preguntas de la presidenta de la Sala y del fiscal, César Hinostroza mantuvo este lunes que se niega a ser extraditado a su país y alegó que no va a tener un proceso justo con respeto a sus derechos fundamentales y que se le va a exponer “a tratos degradantes e inhumanos”.

“Esa violación flagrante de derechos fundamentales en mi país tiene un tinte de político porque se me considera brazo legal o político del partido Fuerza Popular, que es tildado del sector de las derechas, y se ha iniciado una cacería contra mi persona desde el 19 de octubre de 2018”, aseguró.

“En realidad salí de Perú, dejando a mis niñas solas allá desprotegidas, porque peligraba mi vida con amenazas de muerte y hubo una petición de prisión preventiva de 36 meses por una acusación de un delito tan grave como el de organización criminal que luego fue desestimado gracias a la Audiencia Nacional (española)” en su resolución de extradición, alegó el exjuez.

Tras la declaración de Hinostroza, su abogado pidió suspender la vista para celebrarla cuando se resuelva sobre su demanda de asilo, y los jueces accedieron a esta petición, después de que ni el fiscal ni el letrado representante de la República de Perú se opusieran.

No obstante, el abogado de Perú negó la persecución política que dice sufrir Hinostroza.

Print Friendly, PDF & Email