Por supuestas irregularidades en construcción y equipamiento de hospital

Lima, 14 de Abril, (ANDINA).- El suspendido gobernador de Áncash, Juan Carlos Morillo es objeto de un nuevo pedido de prisión preventiva de 10 meses planteado por el Ministerio Público.

El Octavo Despacho de la Fiscalía Especializada en Delitos de Corrupción de Funcionarios de Áncash, planteó el requerimiento contra Morillo y otros ocho implicados en supuestas irregularidades en la construcción y equipamiento del hospital Víctor Ramos Guardia, de Huaraz.

A ellos se les procesa por el supuesto delito de colusión agravada. El Ministerio Público informó que se está a la espera del pronunciamiento de la Corte Superior de Justicia de Áncash para la programación de la audiencia en la que se verá la solicitud efectuada.

Actualmente, Morillo se encuentra detenido preventivamente, luego de que en diciembre pasado el Poder Judicial dispusiera que se le aplique nueve meses de cárcel, pues encontró riesgo de fuga en su caso.

Las observaciones por las que se procesa a la autoridad regional, se refieren a la compra directa de ambulancias, valorizadas en cuatro millones de soles, las cuales demoraron más de tres meses en ponerse a servicio. A ello se suman irregularidades en la construcción de los ambientes del nosocomio destinados a la atención de casos de covid-19.

Además del gobernador regional, se ha incluido en el pedido de detención preventiva al gerente del gobierno regional, Johnny Muñante, y el gerente de Infraestructura, Pedro Velezmoro, entre otros funcionarios.

Print Friendly, PDF & Email