Lluvias en la parte alta de la costa disminuirían hasta en 50%, por lo que cultivos como el arroz, papa y maíz podrían enfrentar una baja producción que va desde el 5% al 25%.

Lima, 02 de Febrero 2021, (El Informante Perú).- Cada año, nuestro país tiene el riesgo de verse afectado por los cambios climáticos, específicamente por El Niño y La Niña, ambos causados por las variaciones de temperatura del Océano Pacífico. Estos pueden generar importantes impactos, como ocurrió en 2017 durante el Fenómeno del Niño Costero, que afectó 158 mil hectáreas con pérdidas por US$ 188.7 millones.

Según información de ProAgro, empresa con más de 25 años de experiencia en el seguro agropecuario, en línea con el Cambio Climático, la presencia de El Niño y La Niña es mucho más frecuente y compleja. En los últimos 3 años (2018, 2019 y 2020) se observaron ambos fenómenos en un mismo año: en 2018 La Niña apareció al inicio del año, seguido por El Niño al cierre del año, mientras que 2019 y 2020 en el primer semestre tuvimos El Niño y el segundo a La Niña.

Estos fenómenos tienen un impacto directo en el desarrollo de los cultivos. La Niña, por ejemplo, ocasiona un descenso en la temperatura, afectando a los productores de las áreas de secano (cultivos que no tienen riego, sólo agua de la lluvia).

Para el 2021, el pronóstico es que las lluvias de febrero y marzo en las partes altas de los departamentos del norte de la costa tendrán una reducción entre el 25% al 50% con relación al promedio. La temperatura de febrero estará nuevamente abajo del promedio histórico, lo que indica un probable aumento del número de días con heladas en los departamentos de alta elevación, poniendo en riesgo a la agricultura de secano que practican miles de pequeños agricultores.

Por todo ello, ProAgro proyecta una baja en el rendimiento del arroz entre el 10% al 15% en Piura, Lambayeque, la Libertad, Ancash y Cajamarca. Por su parte, el cultivo de la papa podría disminuir entre el 5% al 10% en Ica, Ancash, La Libertad y Ayacucho. El maíz amiláceo entre un 5% y 25% en Arequipa, Cuzco, Puno y Ayacucho.

Prevención

Según explica Miguel Ortiz de Zevallos, gerente de Negocios Empresariales de Pacífico Seguros, apenas alrededor de 30 mil hectáreas en el país cuentan con un seguro agrícola comercial. Este bajo porcentaje puede resultar complejo especialmente en temporadas en las que la producción se ve impactada, afectando no solo el negocio sino los compromisos que los empresarios tenían pactados –créditos, pagos, etc. –.

El seguro agrícola comercial, que funciona como un respaldo ante estas situaciones, ofrece cobertura frente a la muerte de plantas para garantizar el rendimiento de los cultivos, impulsando así la diversificación de la producción. Asimismo, en el caso de Pacífico Seguros, este producto incluye un sistema de información climático de clase mundial que les permite a pequeños y medianos agricultores tomar mejores decisiones respecto a sus cultivos.

Print Friendly, PDF & Email