Lima, 31 Enero 2021, (Envío especial para El Informante Perú).- Como olvidar la frase que dijo el ex ministro de economía Juan Carlos Hurtado Miller, en el mes de agosto del año 1990, al finalizar el mensaje a la Nación del Fujishock, dijo “Qué Dios nos Ayude”, en la actual coyuntura que vivimos producto de la pandemia y con la gestión de este Gobierno, no queda más que repetir la misma frase, este gobierno que empezó con PPK, mostrando frivolidades como la de salir con sus ministros a realizar ejercicios en el patio exterior de palacio de gobierno, ello era una muestra de que estaba desconectado con la realidad del país; de Vizcarra que podríamos señalar, el llamado ‘señor mentiras’, con una serie de acusaciones como Gobernador de Moquegua, también escándalos y acusaciones de corrupción como presidente de la República, una gestión en mi opinión realmente vergonzante; los cinco días de Merino ni comentarlos y ahora con Francisco Sagasti, que es un presidente por encargo del Congreso de la República, en la práctica está siguiendo los mismos planes, estrategias y diseños que Vizcarra y por ello no deberíamos esperar un resultado distinto.

Estamos en una crisis de salud, crisis de seguridad ciudadana, crisis del sector laboral, educativo; en concreto no vemos respuestas a la fecha, no se está contratando funcionarios por meritocracia, sino por amistad, lo vemos por ejemplo en los encargados de comunicación de Palacio de Gobierno. En el Ministerio del Interior (esto se debería de confirmar o negar), un programa televisivo mostró que la empresa KPC Biotech donde, supuestamente, envió una carta del 25 de Enero, a la Ministra de Salud, Pilar Mazzetti, ofreciendo el envío de hasta 55 millones de vacunas Astra Zeneca, fabricadas y usadas en el Reino Unido por 7 Dólares Americanos la dosis, en la situación de contagio que vivimos en el país, me niego a creer que esta información sea cierta y esperamos un pronunciamiento oficial del Gobierno.

Si bien es cierto que dos errores no hacen un acierto, este gobierno desde PPK, ha venido gestionando al Estado de error en error y los resultados son los que hablan por sí solos, acaso no fue PPK, el que abrió nuestras fronteras para que los venezolanos puedan entrar sin tamiz y control alguno, hoy es un factor para que las tasas delictivas se hallan disparado, actualmente tenemos a más de 800 venezolanos en nuestras prisiones, 1.5 %, de un millón son 15,000 delincuentes avezados y armados que han podido ingresar a nuestro país, ¿Dónde está el agua para los pobres que ofreció PPK?, de Vizcarra y sus promesas mejor ni comentarlas.

Finalmente, hoy más que nunca necesitamos recurrir a la frase de Hurtado Miller: “Qué Dios nos Ayude”.

(*) Presidente de Aprosec
www.aprosec.org

Print Friendly, PDF & Email