Santos y Palmeiras jugarán desde las 15:00 horas de Perú en el estadio Maracaná

Sao Paulo, 29 Enero 2021, (ANDINA).- Una pandemia la puso en jaque, Europa podría reconquistar América, un premio millonario y el Peixe a 90 minutos de graduarse como patrón de Brasil. La final entre Santos y Palmeiras el sábado (15:00 horas de Perú) en el Maracaná puede dejar varios hitos en la Copa Libertadores de América.

Virus y estadios vacíos 

La pandemia provocó una suspensión inédita del torneo americano. El 12 de marzo la Conmebol anunció el parón de la Libertadores por el embate del covid-19, que empezaba a golpear a Sudamérica.

Para entonces se habían jugado dos fechas de la fase de grupos que dejó juegos memorables: el 0-0 en el clásico de Porto Alegre entre Gremio e Internacional, que terminó con ocho expulsados, o la goleada 8-0 de River Plate al Binacional peruano.

El balón volvió a rodar el 15 de septiembre, aunque con las vibrantes barras sudamericanas lejos de las gradas.

La final en el mítico Maracaná, de Rio de Janeiro, será sin público, aunque la Conmebol estimó que estarán presentes alrededor de 5.000 personas entre árbitros, jugadores, técnicos, asistentes, dirigentes, staff operativo, seguridad, técnicos, periodistas, acreditados por los patrocinadores e invitados especiales.

Tercera final brasileña

El clásico paulista entre Santos y Palmeiras será la tercera final brasileña en la Libertadores.

La primera fue en 2005, cuando chocaron Athletico Paranaense y Sao Paulo, con victoria para el tricolor paulista.

La segunda fue en la edición siguiente, en 2006, entre Sao Paulo e Internacional, con triunfo del colorado gaúcho.

Solo hay otro antecedente de una final entre equipos del mismo país: el superclásico argentino River-Boca, en 2018, que se disputó en Madrid. Los millonarios alzaron la Copa.

Print Friendly, PDF & Email