Ampliación de ambientes y equipos ayudará a la contención de la segunda ola de la pandemia

Cusco, 25 Enero 2021, (ANDINA).- El hospital de contingencia Antonio Lorena de la ciudad del Cusco contará con 10 camas completamente equipadas en la unidad de cuidados intensivos (UCI) y traumashock, con el fin de hacerle frente a la segunda ola del covid-19, confirmó el Gobierno Regional del Cusco.

Los ambientes, ubicados en el distrito de Santiago, entrarán en funcionamiento este miércoles como parte de las obras correspondientes a las Inversiones de Optimización, Ampliación Marginal, Rehabilitación y Reposición (IOARR).

El gobernador regional de Cusco, Jean Paul Benavente, junto a funcionarios del sector Salud, visitó las instalaciones para supervisar la culminación de los trabajos, ante el requerimiento para la atención de pacientes críticos por coronavirus.

Nueva planta de oxígeno

Entre tanto, el titular de la Gerencia Regional de Salud (Geresa), Juan Alberto Spelucin Runciman, explicó que en la actualidad este nosocomio cuenta con cuatro camas UCI. “Vamos a tener otras seis camas adicionales para pacientes con alto flujo”, detalló.

Asimismo, el funcionario anunció que, en la primera quincena de febrero, se pondrá en funcionamiento una planta de oxígeno medicinal en el nosocomio cusqueño. “Ya se tienen los equipos, las camas y se garantiza el equipamiento para atender a la población”, agregó.

Por su parte, el subdirector del hospital Lorena, Renzo Vargas, ponderó el esfuerzo de los responsables de la obra y sostuvo que, a la fecha, solo falta el pintado de las áreas intervenidas y la desinfección de las áreas con un equipo especializado de mantenimiento en 48 horas.

Especificaciones de inversión

El plan IOARR Antonio Lorena que ejecuta la actual administración regional contempla la implementación de una planta de residuos sólidos, una central de oxígeno que abastecerá las áreas de hospitalización covid-19 y un almacén de máquinas para el mantenimiento del equipamiento biomédico.

Asimismo, la implementación para el reinicio del servicio de la UCI Covid-19 y traumashock, con camas clínicas, monitores de funciones vitales, desfibriladores y ventiladores mecánicos, entre otros equipos, para la atención de pacientes críticos.

Print Friendly, PDF & Email