Lima, 19 Diciembre 2020, (ANDINA).- La Universidad Nacional Mayor de San Marcos (UNMSM) impuso la medalla José León Barandiarán y reconoció con su insignia institucional a la magistrada Elvia Barrios Alvarado, en mérito a su elección como primera mujer en ocupar la presidencia del Poder Judicial.

El reconocimiento estuvo a cargo del rector Orestes Cachay, en una ceremonia llevada a cabo en La Casona de San Marcos.

En tanto, el decano de la Facultad de Derecho y Ciencia Política, Víctor Toro Llanos, le entregó la Resolución Decanal N° 901-2020-D-FDCP/UNMSM que le otorga la referida condecoración por su reconocida trayectoria académica y profesional.

La autoridad universitaria destacó que, por primera vez en la historia de la República del Perú, el alto cargo de la presidencia del Poder Judicial es asumida por una sanmarquina ilustre y que este hecho es un reconocimiento al rol de la mujer peruana.

A su turno, el docente emérito de la Facultad de Derecho y Ciencia Política de la UNMSM, Raúl Ferrero Costa, señaló que el nombramiento de Barrios Alvarado representa un gran honor para la universidad.

Ferrero Costa hizo una breve semblanza sobre la vida profesional de Barrios Alvarado, quien desempeñó una importante labor en el Ministerio Público al intervenir en investigaciones sobre Derechos Humanos, de manera especial en los casos Acomarca y Uchuraccay.

Asimismo resaltó los cargos que ocupó la magistrada en las cortes superiores de Ayacucho y Lima, así como en la Corte Suprema de la República, donde fue una de las primeras mujeres en ocupar esta alta investidura.

De igual modo, reconoció las diversas publicaciones escritas, individuales y colectivas, realizada por la magistrada, entre ellas la referida a su participación en el texto “Pensando en género, marco conceptual para la administración de justicia con enfoque de género”, editado por el Fondo Editorial del Poder Judicial.

Confianza

Por su parte, en sus palabras de agradecimiento, Barrios Alvarado enfatizó que tiene una enorme responsabilidad frente a todos los peruanos, sobre todo con las mujeres.

“Tenemos que sentar las bases de un Poder Judicial con un nuevo rostro, porque debemos refundar nuestra institución y recuperar la confianza ciudadana”, anotó.

En su discurso señaló que recibía el homenaje con profundo agradecimiento, pues San Marcos la nutrió de conocimiento y valores.

“Debo agradecer a San Marcos, que me brindó muchísimas oportunidades, que me abrió las puertas de una educación gratuita y que me brindó la mejor educación del mundo, porque estuve premunida de los mejores profesores”, señaló.

Así recordó a Mario Alzamora Valdez, Eduardo Mimbela, Ella Dumbar Temple, entre otros ilustres maestros y maestras sanmarquinos y sanmarquinas, quienes sembraron el “amor por la justicia”.

Finalmente, Barrios Alvarado tuvo emotivas palabras para la universidad que fue fundamental para su formación.

“A San Marcos no solo lo tienes en el corazón porque dejó ese tatuaje indeleble que está allí muy metido en el alma y es parte de nuestros sentimientos, y siempre cuando hablo digo orgullosa de ser sanmarquina, porque le debo mucho a San Marcos”, concluyó.

Print Friendly, PDF & Email