Informe de desempeño de empresas prestadoras presentado por Sunass muestra una mejora en la eficiencia del servicio durante el 2019.

Lima, 27 Noviembre 2020, (El Informante Perú).- La Superintendencia Nacional de Servicios de Saneamiento (Sunass) presentó los resultados del Benchmarking Regulatorio de las empresas de agua 2020, herramienta que desarrolla el regulador desde hace 24 años para evaluar la situación de los prestadores a nivel nacional, a través de indicadores de desempeño como cobertura, continuidad del servicio, micromedición, entre otras variables.

Los resultados del benchmarking 2020 revelan el ranking de desempeño y eficiencia de las empresas prestadoras durante el 2019, según el Índice de la Gestión y Prestación de los Servicios de Saneamiento de las EP (Igpss). Los prestadores que lideran el rendimiento, según su clasificación por tamaño (grande, mediana y pequeña) son: Sedapar de Arequipa (81.86 %), EP Tacna (74.29 %), Emusap Abancay (71.78 %) y Emusap Chachapoyas (74.85 %).

El gerente adjunto de la Dirección de Fiscalización de la Sunass, Gustavo Olivas Aranda, precisó que durante el 2019 la continuidad de servicio de agua potable de las 50 empresas prestadoras a nivel nacional mejoró en 0.69 %, respecto al 2018, alcanzando un valor de 18.48 horas/día en promedio.

Asimismo, dijo que la densidad de atoros y roturas por kilómetro de red de alcantarillado y agua potable disminuyó en 6 % y 27.4%, respectivamente. Esto último debido a la reducción del número de roturas registradas en las empresas prestadoras, mientras que el agua no facturada presentó una ligera mejora en referencia al 2018.

El presidente ejecutivo de la Sunass, Iván Lucich Larrauri, indicó que “los resultados financieros de las empresas prestadoras a diciembre del 2019 hicieron posible que la mayoría de EPS enfrenten el estado de emergencia sanitaria lo mejor posible, al garantizar la continuidad de los servicios de saneamiento y evitar su deterioro”.

El benchmarking regulatorio de la Sunass que busca mejorar la gestión de las empresas prestadoras, identificar las buenas prácticas y difundirlas a través de talleres de socialización, tuvo este año dos enfoques: el buen gobierno corporativo y las acciones adoptadas por los prestadores para afrontar la coyuntura por el estado de emergencia sanitaria por la COVID-19.

Durante la pandemia, las principales acciones adoptadas por las empresas prestadora estuvieron relacionadas con la habilitación de canales de atención para responder con prontitud a más de 18 millones de usuarios a nivel nacional, que representan al 57,27 % de la población. Implementaron oficinas, mesas de parte y chat virtuales, así como aplicativos para la solicitud de fraccionamiento, call center, redes sociales, entre otros canales de atención, con los que se logró atender de manera más eficiente a los usuarios y mejorar la recaudación.

Entre otras acciones, varias EP abastecieron gratuitamente con agua potable a la población más vulnerable a través de camiones cisterna y adoptaron medidas para prevenir el riesgo de contagio en sus colaboradores.

Print Friendly, PDF & Email